FANDOM


El sr. Monk se queda en cama
Cama
Información
Número de episodio: 4.03 (48)
Título original: Mr. Monk stays in bed
Guionista: Hy Conrad
Director: Philip Casnoff
Duración: 41 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 22/07/2005
Episodio anterior: El sr. Monk vuelve a casa
Episodio siguiente: El sr. Monk va a la oficina

El sr. Monk se queda en cama es el tercer episodio de la cuarta temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Natalie está en casa de Monk, ayudándole a empapelar sus paredes. Julie se queja porque tiene hambre, y Natalie le dice que sea paciente, que la pizza que han pedido llegará enseguida. Mientras Monk enseña a Julie las maravillas de su nivel, suena el timbre. El repartidor le entrega la pizza y el cambio, y se marcha rápidamente. Después de que se haya ido, Julie anuncia que la pizza está fría. Natalie se da cuenta de que el repartidor se ha equivocado: le ha dado 50 dólares de más. Corre hasta el coche de la pizzería y allí encuentra al repartidor, que ha sido golpeado hasta la muerte.

Stottlemeyer y Disher llegan con un equipo de investigación. Se confirma que a la víctima, llamada Julio Álvarez, la golpearon hasta la muerte con un bate de béisbol. Sin embargo, Monk comienza a preocuparse por sus estornudos. Por increíble que parezca, parece que ha cogido la gripe. Stottlemeyer y Disher también son forzados a abandonar cuando llega el comisionado. Les saca del caso, diciendo que todo el departamento está movilizándose para investigar la desaparición de una juez: Jillian Garr, que es una amiga personal del alcalde.

Al día siguiente, Monk se queda en cama, pero está tan afectado por su enfermedad que no es capaz de atender a los interrogantes del asesinato. Orgullosa, Julie le regala una tarjeta con un chip musical que hace sonar Polly Wolly Dooodle. Monk se lo agradece, pero enseguida enloquece por culpa de la interminable canción. Intenta esconder la tarjeta en un cajón, pero sigue pudiéndola oír. Cuando está seguro de que Julie se ha ido, la oculta debajo del colchón. Finalmente, pide a la niña que redacte su "testamento vital", e incluso se atreve a tirar la tarjeta a la basura.

Como Monk no puede salir a la calle, Natalie va por su cuenta a la comisaría. Sin embargo, todo el mundo está ocupado con el caso de la juez desaparecida. Lo único que Disher puede hacer por ella es darle el nombre del repartidor de pizzas, y la dirección del restaurante en el que trabajaba. Natalie se fija en la foto del expediente de Julio Álvarez, y descubre que no se parece en nada al hombre que le entregó la pizza en el apartamento.

Además, Stottlemeyer y Disher también están investigando a un sospechoso potencial en el caso de Garr: John Delancy, quien tiene rencor a la juez por haber fallado contra él en un caso de divorcio, tres semanas atrás. Le gritó en el tribunal y los miembros tuvieron que retenerle. También le abolló el coche después de salir del tribunal (aunque no está claro si fue intencional o no).

Entretanto, Natalie va a Pizza Castle, donde trabajaba Julio, para comprobar que entregó todas las pizzas que tenía que entregar. Aunque el encargado del restaurante no quiere colaborar, un empleado le entrega los recibos y le pide que resuelva el caso.

Stottlemeyer y Disher localizan a Delancy en un club de golf privado. Le encuentran en la mesa 6 de un restaurante, pero el hombre niega saber nada acerca de la juez Garr y de sus incidentes. Stottlemeyer le pregunta si le gusta la comida tailandesa y le hunde la corbata en su plato de gachas. Finalmente, Disher advierte que se ha equivocado de mesa, porque ha mirado el plano del restaurante al revés. Stottlemeyer se disculpa con el tipo y le regala su corbata... pero Disher se da cuenta de que en realidad no estaba equivocado. El capitán vuelve a la mesa y le interroga acerca de la juez Garr. Delancy admite que estaba enfadado (ella le había costado dos millones y medio de dólares) pero explica que no quería hacer daño a nadie, que simplemente estaba "muy furioso". Además, Delancy les dice que están haciéndose la pregunta equivocada. Deberían preguntarse por qué la juez nunca presentó cargos contra él. Les explica por qué: había un hombre con ella, en el coche, y Delancy les vio besándose. Cuando golpeó su coche, el hombre salió corriendo. Disher y Stottlemeyer deducen que no quería que le vieran, porque el hombre en cuestión estaba casado con otra mujer.

Algo después, el capitán visita a Monk y le pide su opinión sobre la juez desaparecida. Basándose en los recibos de la tarjeta de crédito, y en la cuenta de Delancy, consiguen demostrar que la juez tenía una relación con alguien, posiblemente con un hombre casado. Monk supone que la juez estaba viéndose en secreto con algún hombre, porque este suponía un conflicto de intereses: un abogado, o un jurado de uno de sus casos.

Natalie vuelve sobre los últimos pasos de Julio, preguntando a los clientes si vieron algo sospechoso. La primera familia afirma haber visto a Julio la noche anterior. Luego Natalie llega a la segunda parada, la casa del abogado Reggie Dennison. Cuando este abre la puerta, ella nota un moretón en el dedo, y recuerda que el repartidor que le entregó la pizza tenía el mismo moretón. Además, llevaba una gorra de béisbol.

Cuando cae la noche, Natalie ve a Dennison saliendo de su casa. Ella se cuela dentro y comienza a buscar pruebas. Encuentra el diploma de un grado de Derecho en la pared. Notando un fuerte olor a desinfectante, entra en el baño y lo encuentra extrañamente limpio. Llama a Monk con su móvil, y este le dice que busque manchas de sangre bajo el interruptor de la luz (alegando que los asesinos siempre se olvidan de eso). En efecto, Natalie encuentra sangre, y Monk resuelve el caso.

Justo entonces, Dennison vuelve a su casa. Natalie suelta su móvil y corre a esconderse. Intenta permanecer quieta y en silencio, pero Monk comienza a toser sonoramente a través del teléfono. Dennison lo recoge y escucha el resumen de los hechos: Reggie Dennison y Jillian Garr estaban teniendo una aventura, y la noche anterior estuvo en la casa de él. Justo antes de que Julio Álvarez llegara, hubo una pelea, y Dennison mató a la juez golpeándola con un bate de béisbol. Segundos después, Julio apareció. Debió de ver a Dennison matando a Garr, e intentó detener la pelea. Por ello, Dennison también le golpeó hasta la muerte. Ahora tenía un problema mayor: la pizzería conocía la ruta de Julio. Si Julio desaparecía, la policía centraría su atención en Dennison. Examinarían su casa y le harían preguntas, y sospecharían que él estaba involucrado. Necesitaba que alguien más fuera la última persona en ver a Julio con vida. Por eso, Dennison se hizo pasar por el repartidor, condujo su coche, y entregó la pizza a Natalie (la siguiente parada en la ruta de Julio).

Monk (creyendo que aún está hablando con Natalie) advierte que Dennison cometió dos errores: primero, la sangre en el interruptor (al oír esto, Dennison la limpia rápidamente); segundo, las huellas dactilares que están por toda la caja de la pizza que entregó. La caja está ahora en el centro de reciclaje.

Natalie alcanza el teléfono de Dennison e intenta llamar a Monk. El detective pronto comprende lo que ha pasado. Justo entonces, Dennison encuentra a Natalie y la toma de rehén. Luego advierte a Monk que no llame a la policía, o la matará.

Dennison conduce hasta el centro de reciclaje, con Natalie atada y amordazada. Mientras la obliga a ayudarle en la búsqueda de la caja, Monk llega en un taxi (todavía en bata) y ataca a Dennison. Mientras forcejean, Natalie se sube a una carretilla elevadora y lanza una carga de papeles destruidos sobre Dennison. Stottlemeyer y Disher llegan justo a tiempo de arrestarle.

Por desgracia, la única evidencia para vincularle con los asesinatos es la caja de pizza, la cual debe de estar enterrada bajo una gran pila de basura. Entonces, Monk ordena a todos que guarden silencio: puede escuchar una débil música. La tarjeta de Julie, que el detective tiró a la basura, todavía sigue funcionando. Stottlemeyer y Disher localizan la caja. Natalie está impresionada por el hecho de que Monk haya superado su gripe y sus miedos para rescatarla.

Unos días después, Monk está completamente curado. Natalie se pasa por su apartamento y le encuentra sentado en el portal. Sabiendo que Monk odia estar en la calle, le pregunta qué le ocurre. El detective responde que no le pasa nada, que simplemente está disfrutando de un hermoso día.

En su dormitorio, la tarjeta de Julie ha vuelto a su lugar de honor en el aparador, y su música todavía sigue sonando.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar