FANDOM


El sr. Monk se toma unas vacaciones
Vacaciones
Información
Número de episodio: 1.10 (10)
Título original: Mr. Monk takes a vacation
Guionista: Hy Conrad
Director: Kevin Inch
Duración: 42 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 20/09/2002
Episodio anterior: El sr. Monk y el corredor de maratón
Episodio siguiente: El sr. Monk y el terremoto

El sr. Monk se toma unas vacaciones es el décimo episodio de la primera temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Sharona arrastra a un reticente Monk a unas vacaciones en la costa de California. Después de prohibir a su hijo, Benjy, montar en las motos acuáticas, le da una moneda para que mire por uno de los telescopios de la playa. Cuando Benjy está mirando las ventanas del hotel, le parece ver que, en una de las habitaciones, una mujer está siendo apuñalada hasta la muerte.

Monk avisa a la jefa de seguridad del hotel, Rita Bronwyn, que está deseosa de investigar un crimen real, y ordena cerrar el edificio. Pero, cuando ella y Monk visitan la habitación que vio Benjy, la encuentran completamente limpia, sin signos de que ahí haya pasado nada. El ocupante de la habitación, el financiero John Fenimore, les encuentra en mitad de su búsqueda. Monk encuentra detalles de que Fenimore y su mujer están enfadados (la noche anterior, Fenimore había dormido en el sofá). Sin embargo, el financiero les asegura a ambos que ya han vuelto a hacer las paces.

Sharona piensa que su hijo se imaginó el asesinato, pero Monk considera que la habitación está demasiado limpia, y deposita su confianza en el niño. Aun así, solo tiene un día para demostrarlo: sus reservas pronto vencerán, y el gerente del hotel se niega a dejarles quedarse por más tiempo (el hotel está al completo). Y, para colmo, están cortos de personal de limpieza porque una de las doncellas ha dimitido sin avisar.

Monk investiga a Fenimore y llama a Disher, a San Francisco, para conseguir su perfil. Disher le informa de que Fenimore fue acusado de agredir a su esposa, pero no llegó a más porque ella retiró los cargos. Monk está convencido de que Fenimore asesinó a su mujer... hasta que la ve viva y coleando en una fiesta de cumpleaños horas más tarde. Pensando que Monk necesita unas vacaciones más de lo que cree, Sharona decide olvidar el incidente y comienza a salir con un hombre que se siente atraído por ella. Sin embargo, Monk se niega a rendirse: está seguro de que algo ha pasado en el hotel.

Para ayudar en la investigación, Bronwyn utiliza un aparato que acaba de comprarse: un espectrómetro de infrarrojos que muestra los fluidos corporales invisibles al ojo humano. Para demostrar su eficacia, proyecta los rayos sobre la habitación de Monk, y lo que ve le horroriza tanto que el detective contrata al servicio de limpieza completo para revisar la estancia y esterilizarla. Bronwyn lleva el espectrómetro al sótano del hotel en busca de manchas de sangre, pero alguien derriba una pesada carga de tubos sobre ella, dejándola inconsciente por un tiempo.

Estando con Benjy en la sala de videojuegos del hotel, Monk nota algo extraño en una de las máquinas recreativas: parte de unas gafas de mujer. Benjy le dice que se parecen a las que llevaba la mujer que fue asesinada. Monk pide al niño que se quede ahí mientras va a buscar a Sharona, quien está en el restaurante con su cita.

Monk llega al restaurante, pero el cómico Chuck Byrn, que está haciendo su monólogo en directo, lo retrasa: utiliza las peculiaridades del detective para llevar adelante su espectáculo. De pronto, Benjy llega con unas aterradoras noticias: acaba de encontrar el cadáver de la mujer, metido en una de las máquinas recreativas estropeadas.

Para cuando vuelven a la sala de videojuegos, el cadáver ha desaparecido. Benjy no puede creerlo. Sharona regaña a su hijo por mentir, pero Monk sigue creyéndole. Descubre un rastro de cal en la alfombra, y Bronwyn recuerda (de haberlo visto en las películas) que se usa para ocultar el olor de los cadáveres. Monk también informa a Sharona de que el hombre con el que se está citando está casado (está usando una cuenta bancaria conjunta en sus cheques). Esto enfurece a la enfermera, quien se venga de el hombre haciéndole puré durante una partida de tenis. Al ver al jardinero del hotel echando cal en la hierba, Monk investiga su cobertizo y descubre que varios sacos de cal han sido robados (por un grupo de personas bajitas).

Benjy se asombra de lo limpia que ha quedado la habitación de Monk, y el detective se da cuenta de quién pudo haber limpiado la escena del crimen tan rápidamente... las doncellas.

Monk y Benjy se cuelan en el vestuario de las limpiadoras y descubren que el uniforme de la doncella que ha dimitido sigue todavía en la taquilla. Además, detrás de un azulejo de la cocina, encuentran un par de cámaras digitales con varias fotografías de documentos confidenciales. En ese momento, Monk y Benjy son descubiertos por las doncellas, y, para cuando el detective puede regresar, las pruebas han desaparecido.

Monk comprende que las doncellas han estado robando información financiera de los clientes del hotel. Bronwyn le informa de que el hotel organiza reuniones de negocios muy a menudo. Los clientes podrían esconder el dinero y los objetos de valor para que las doncellas no los encontraran, pero nunca se les ocurriría esconder los ordenadores portátiles, porque jamás pensarían que las limpiadoras pudieran entender los documentos confidenciales ahí guardados.

Monk deduce que la víctima fue la doncella que falta, Lupe Olivencia. Era parte de la banda, pero se echó atrás, y pagó un caro precio por ello. Después de que la hubieron matado, el resto de doncellas escondieron el cuerpo, limpiaron la escena del crimen, y dijeron a todos que Lupe había dimitido.

El problema es que no pueden demostrar nada sin el cuerpo, el cual debe de seguir en el hotel. Solo media hora antes de partir, Monk y Bronwyn revisan todo el hotel sin éxito alguno.

Cuando Monk, Sharona y Benjy salen del vestíbulo, las doncellas sonríen: el gran detective por fin ha perdido... hasta que una fotografía que Sharona tomó a su llegada aporta al detective la clave que necesitaba. Monk regresa al vestíbulo del hotel sosteniendo la foto. Ante la horrorizada mirada de las doncellas, Adrian señala la foto, en el que aparece un decorado (promocionando un sorteo). En la foto hay tres enormes maletas de atrezzo, sin embargo en ese momento hay una más. Bronwyn abre inmediatamente la cuarta maleta y encuentra dentro el cadáver de Olivencia, envuelto en un plástico y con rastros de cal encima. Las doncellas se hunden, derrotadas. Monk, Sharona y Benjy pueden regresar a su casa, habiendo hecho justicia.

Ya en San Francisco, Monk admite que se lo ha pasado genial, y que ha hecho muchos planes para sus próximas vacaciones. Sharona, en cambio, asegura que nunca volverá a irse de vacaciones con Monk (porque, allí donde va el detective, siempre hay algún asesinato).

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar