FANDOM


El sr. Monk toma Manhattan
Manhattan
Información
Número de episodio: 3.01 (30)
Título original: Mr. Monk takes Manhattan
Guionista: Andy Breckman
Director: Randy Zisk
Duración: 44 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 18/06/2004
Episodio anterior: El sr. Monk va a la cárcel
Episodio siguiente: El sr. Monk y la habitación del pánico

El sr. Monk toma Manhattan es el primer episodio de la tercera temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Acompañado por Sharona, Disher y Stottlemeyer, Monk vuela hasta Nueva York para encontrar a Warrick Tennyson (quien, según dice Dale Biederbeck, estuvo implicado en el asesinato de Trudy).

Las cosas no van demasiado bien en el taxi (el conductor acaba tan harto de las manías de Monk que asegura que no piensa volver a recogerle jamás), pero empeoran considerablemente en el hotel: mientras el detective y sus compañeros están registrándose, alguien se acerca al nuevo embajador de Letonia y a sus dos guardaespaldas, y les mata a tiros en uno de los ascensores. El asesino huye del hotel cubriéndose la cara. A pesar de que solo consigue verle la oreja izquierda, Monk asegura poder identificar al culpable.

Aunque el detective está en la ciudad para encontrar a Tennyson, el capitán Walter Cage, de la policía de Nueva York, le pide ayuda para resolver el homicidio (que podría tener implicaciones políticas). Stottlemeyer anima a Monk, recordándole que les conviene dar una buena impresión a las autoridades locales.

Adrian encuentra varias pistas: el abrigo del embajador está mojado, mientras que los de los guardaespaldas están secos. Y, sin embargo, Monk recuerda que el abrigo del embajador estaba seco unos momentos antes del tiroteo. Además, el detective se acuerda de que el embajador dijo algo que sonaba como: "she's now gone meatless".

Monk y los demás revisan los últimos movimientos del embajador: su última parada antes de llegar al hotel fue un pequeño bar junto a Central Park. Entretanto, Disher compra un "Rolex" a un vendedor callejero (un reloj que supuestamente dice la hora exacta, pero que en realidad es un timo que se estropea todo el tiempo).

Monk y Sharona interrogan a unos exiliados letones en Brooklyn, quienes podrían tener un móvil para el asesinato (ya que parecen aborrecer la política del embajador). Ninguno sabe nada del homicidio, pero uno de ellos reconoce las palabras del difunto como "sis nav mas metelis", que significa "este no es mi abrigo" en un extraño dialecto letón. Tras analizar la oreja izquierda de uno de los exiliados (después de que este se quite su gorro al perder una partida de ajedrez), Monk lo descarta como sospechoso.

Entretanto, Stottlemeyer y Disher sospechan que Cage está dándoles largas en el asunto de Tennyson. Se cuelan en el despacho del capitán y examinan sus expedientes, averiguando que Tennyson está en un hospital, y que le quedan solo unos días de vida. Justo en ese momento, la alarma del reloj de Disher comienza a sonar. Como las instrucciones están solo en coreano, no son capaces de apagarla; y se ven forzados a salir del despacho para no arriesgar su misión.

Stottlemeyer se enfrenta a Cage, quien admite la verdad, pero replica que podrán reunirse con Tennyson una vez hayan resuelto el asesinato del embajador. Stottlemeyer acepta a regañadientes (sabiendo que es su única opción).

Para regresar a la comisaría, Sharona y Monk deciden usar el metro (a pesar del miedo que este último tiene a las multitudes, a los gérmenes y a los espacios cerrados). La enfermera admite estar orgullosa de él, pero al bajarse del tren para cambiar de línea, Adrian ve a un hombre orinando tranquilamente en una esquina. Se horroriza tanto que, sin darse cuenta, vuelve a montarse en el mismo vagón del que acaba de salir.

Perdido en Nueva York, Monk comienza a desmoronarse. Cuando Sharona, Stottlemeyer y Disher por fin le localizan en Times Square, el detective se ha convertido en un pregonador callejero (confundiendo la "limpieza" de Dios con la "limpieza doméstica"). Tras anunciar que se acerca el día del Juicio Final, Monk ve a Sharona y la llama "fornicadora" a voz en grito.

Sin embargo, el detective finalmente recobra el control de sí mismo. Entonces, mira una de las enormes pantallas que hay en la calle y ve a un hombre, Steven Leight, que está siendo entrevistado en las noticias después de que su mujer fuera asesinada por un atracador. Monk insiste en que Leight es el asesino del embajador, ya que reconoce su oreja izquierda.

Los cuatro se reúnen con Leight junto a la pista de patinaje de Rockefeller Center. El hombre dice no saber nada, pero Monk deduce que ha estado engañando a su esposa (a pesar de que no sabe qué relación tiene eso con el asesinato del embajador). Entonces, mientras están hablando, Steven se saca un caramelo del bolsillo, idéntico a los que ofrecen en el bar de Central Park.

El capitán Cage lleva a Leight al bar. Monk explica que Leight asesinó a su mujer en Central Park y le quitó la gargantilla para que pareciera un robo común. A continuación, se tomó una copa para calmar los nervios antes de llamar a la policía. El embajador estaba en el mismo bar, y la chica del guardarropa le dio, por error, el abrigo de Leight.

Cuando Leight fue a buscar su abrigo para marcharse, se dio cuenta de lo sucedido. La gargantilla de su mujer seguía en el bolsillo de ese abrigo, de modo que tenía que recuperarlo. Corrió hacia el hotel justo cuando empezaba a llover. Siguió al embajador hasta el ascensor y le mató, intercambiando su abrigo con el de él (ahora mojado).

En mitad del resumen de los hechos, Monk se distrae al darse cuenta de que uno de los camareros del bar es "el meón" del metro. Mientras tanto, el informe de balística confirma que la mujer de Leight y el embajador de Letonia fueron asesinados con la misma pistola. Leight es arrestado.

Ya con el caso resuelto, Monk y los demás visitan a Warrick Tennyson en su lecho de muerte. Tennyson confiesa que fue contratado para fabricar la bomba que mató a Trudy. Cuando Monk le pregunta quién le contrató, Tennyson explica que nunca llegó a saber su nombre, y que tampoco llegó a verle (solo se reunieron en un aparcamiento, a oscuras). Parece que el testimonio de Tennyson es un callejón sin salida, cuando este recuerda un detalle de vital importancia: el hombre que le contrató tenía seis dedos en su mano derecha.

Monk pide quedarse unos minutos a solas con Tennyson. Cuando los otros se han ido, Tennyson ruega al detective que le perdone. Este se siente incapaz de hacerlo, así que desconecta la morfina del moribundo, queriéndose asegurar de que pasará sus últimos días entre terribles sufrimientos. Pero entonces imagina lo que hubiera hecho Trudy en su lugar, y decide volver a conectarla.

Habiendo hecho un considerable avance en el caso más importante de Monk, el grupo se prepara para volver a San Francisco. Disher se compra un nuevo reloj que, aunque da la hora bien, saca humo y comienza a arder al poco tiempo. Es evidente que le han vuelto a timar.

Cuando se disponen a regresar al aeropuerto, el grupo para el mismo taxi que les recogió a su llegada. A fin de que el taxista les deje montar en el coche, Stottlemeyer se ve obligado a esposar a Monk para que no toque nada.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar