FANDOM


El sr. Monk va a un desfile de moda
Desfile.png
Información
Número de episodio: 4.10 (55)
Título original: Mr. Monk goes to a fashion show
Guionista: Jonathan Collier
Director: Randy Zisk
Duración: 41 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 13/01/2006
Episodio anterior: El sr. Monk y el Santa secreto
Episodio siguiente: El sr. Monk se golpea la cabeza

El sr. Monk va a un desfile de moda es el décimo episodio de la cuarta temporada de Monk.

ArgumentoEditar

En la sección para hombres de una tienda de ropa, Adrian Monk tiene un problema: no encuentra sus camisas. El dependiente se muestra confuso, y una exasperada Natalie le explica que el detective no sólo compra siempre la misma marca y modelo de camisa, sino que además sólo admite las que han sido supervisadas (en fábrica) por la "supervisora Nº 8". Después de una búsqueda exhaustiva, el dependiente encuentra la camisa indicada, pero Monk opina que algo va mal. Las camisas que han sido aprobadas por la Nº 8 no parecen adecuarse a sus estándares.

Incapaz de centrarse en otra cosa, el detective localiza a la "supervisora Nº 8" (María Ortiz) en la fábrica. Ella reconoce su nombre de una carta de fan que una vez recibió, y decide pedirle ayuda. Su hijo, Pablo, ha sido arrestado por asesinato, y se siente incapaz de trabajar (se concentra más en rezar por él).

Monk examina el caso, y duda que se haya cometido un error. Pablo era un repartidor; un año atrás, después de un desfile de moda, fue acusado de asesinar a la modelo Clea Vance. Después de que Clea fuera encontrada muerta, su compañera Natasia Zorelle llamó a la policía para informar de que Pablo había estado acosando a Clea. La clave es que las pruebas de ADN, definitivamente, vinculan a Pablo con el homicidio.

Monk y Natalie visitan a Pablo en prisión. Él admite que hizo algunas entregas en el apartamento de Clea, pero jura que nunca la conoció, y mucho menos asesinó. Cuando están marchándose, Monk sigue inseguro; pero nota que algo no encaja: el asesino dio un rodeo para alejarse de la escena del crimen, y evitó usar una salida de emergencia. Sin embargo Pablo, que apenas sabe leer, no podría haber sabido que sonaría una alarma si abría esa puerta.

Monk y Natalie revisan las pruebas forenses, mientras el técnico (Gordo) les asegura que es inútil: el ADN de Pablo coincide definitivamente con los cabellos encontrados en la escena del crimen. Gordo menciona que va a retirarse esa misma semana. El capitán Stottlemeyer comienza a sospechar, sobre todo porque sólo tiene cuarenta y seis años. Gordo explica que ha estado invirtiendo en el sector inmobiliario.

Cuando Monk y Natalie deciden interrogar a Natasia Zorelle, Stottlemeyer y Disher les acompañan, intrigados.

Todos visitan una casa de moda, y conocen al famoso diseñador Julian Hodge. Monk descubre un inesperado parecido entre él y Hodge (quien también tiene un ojo obsesivo para el detalle, y además es bacteriófobo).

Inmediatamente, Hodge coge manía a Natalie (y viceversa). Sin embargo, el diseñador se interesa rápidamente por Julie, quien les ha acompañado hasta la playa para interrogar a Natasia. A pesar de su juventud, le pregunta si le interesaría aparecer en uno de sus desfiles. Entusiasmada, la niña pide permiso a su madre. Esta accede.

Entretanto, hablando con Natasia, Monk encuentra varios agujeros en la historia de Clea Vance.

Esa noche, Hodge se presenta en el apartamento de Natasia. Curiosamente, no está fumando su cigarro (explica que no quiere que la policía sepa que ha estado allí).

Por la mañana, encuentran a Natasia muerta en su casa, por culpa de una sobredosis de pastillas para dormir. Gordo, en la escena, dice que lo más probable es que haya sido un suicidio. Rápidamente, Monk demuestra lo contrario: las únicas huellas que hay en la copa son las de ella, pero no hay restos de pintalabios (y ella llevaba los labios pintados). Para el detective, está claro que estaba poniendo nervioso a alguien.

Monk y Natalie acompañan a Julie al ensayo para el próximo desfile de Hodge. Mientras está probándose los vestidos, Hodge explica que cualquier mujer debería llevar su ropa perfectamente recta. De pronto, Monk comprende qué no encajaba en la escena del crimen: Clea Vance estaba tendida en el suelo, en una postura forzada. Sin embargo, las solapas y los botones estaban perfectos. El detective sospecha que Hodge la mató, y que luego se tomó su tiempo para enderezarle la solapa (literalmente, no lo pudo evitar). Inmediatamente, Natalie sube al escenario y se lleva a Julie. Cuando Hodge pide a Monk una explicación, este responde que acaba de descubrir que él es el asesino de Vance (y, muy posiblemente, también de Natasia). Hodge se burla, diciendo que una solapa recta no prueba nada.

Posteriormente, Gordo se reúne con Monk, Stottlemeyer y Disher en la sala en la que Clea Vance fue asesinada. Monk explica que se celebró un desfile un año atrás, y que Vance se presentó allí borracha (tanto, que casi arruinó el show de Hodge). El diseñador enfureció tanto que la siguió hasta su habitación. Discutieron, él perdió el control, y la golpeó hasta la muerte. De algún modo, se las arregló para incriminar a Pablo por el crimen.

A continuación, Monk explica que han encontrado nuevos cabellos detrás del radiador (debieron de caerse allí durante la pelea). Los tres saben que no pueden ser de la víctima, porque ella tenía el pelo largo.

Gordo se lleva las muestras al laboratorio, mientras Monk espera a que el ADN coincida con el de Hodge.

La noche del desfile, Natalie se da cuenta de que Julie ha huido de casa (queriendo aparecer en el show). Ella y Monk se cuelan en el desfile; y la madre sube a la pasarela para recuperar a la hija. Julie, avergonzada, le pide disculpas mientras baja del escenario.

Durante la fiesta de después, Monk, Natalie, Stottlemeyer y Disher se reúnen con Hodge, quien mantiene su inocencia. Gordo llega y anuncia que, definitivamente, los cabellos pertenecen a Pablo Ortiz. Oído esto, Stottlemeyer arresta a Gordo por cómplice de asesinato y falsificación de pruebas. El forense también mantiene su inocencia, pero el capitán explica que han investigado su expediente: Gordo hizo mucho dinero el año anterior, pero no por sus inversiones en bienes inmuebles.

Monk explica de dónde provino realmente el dinero: un año atrás, después de que Clea Vance fuera asesinada, Gordo hizo el trabajo forense de la investigación. Analizando el ADN, descubrió que pertenecía a Julian Hodge. Sin embargo, en vez de cumplir con su obligación, decidió beneficiarse de ello. Se reunió en secreto con Hodge y le hizo una oferta: por un precio, ocultaría cualquier evidencia que pudiera incriminar al diseñador. El único problema era que necesitaban un chivo expiatorio (ya que Gordo tenía que cerrar el caso). Hodge se acordó de Pablo Ortiz, el repartidor en el apartamento de Clea Vance. Hodge pidió ayuda a Natasia Zorelle. La pagó para que llamara a la policía y acusara a Pablo de acosar a su compañera. La policía arrestó a Pablo, tomó muestras de su cabello y de su sangre, y se las envió a Gordo. El resto fue fácil: todo lo que el forense tuvo que hacer fue cambiar las etiquetas de los tubos que contenían las evidencias.

¿La prueba? Los nuevos cabellos que, según Gordo, pertenecen a Pablo, son en realidad de Monk. La policía colocó allí los cabellos, sabiendo que Gordo no los analizaría de verdad.

Ambos hombres son arrestados. Pablo es puesto en libertad y se reúne con su madre, emocionado.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar