FANDOM


El sr. Monk va de acampada
Acampada
Información
Número de episodio: 8.12 (121)
Título original: Mr. Monk goes camping
Guionista: Tom Gammill
Max Pross
Director: Joe Penella
Duración: 42 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 06/11/2009
Episodio anterior: El sr. Monk y el perro
Episodio siguiente: El sr. Monk es el padrino

El sr. Monk va de acampada es el duodécimo episodio de la octava temporada de Monk.

ArgumentoEditar

A primera hora de la mañana, Monk ya está levantado cuando suena la alarma de su despertador. Examina su uniforme de policía y practica sus sonrisas por consejo de Natalie. A continuación, se dirige al edificio de administración de la comisaría para acudir a su vista de reincorporación... con cinco horas de adelanto.

Finalmente, llegan los miembros de la audiencia. Dos de ellos se muestran dispuestos a proponer la reintegración. El tercero, el capitán Willis, no cree que Monk tenga el suficiente temperamento para volver a ser un agente de policía, y le informa de que tendrán su respuesta en una semana.

Horas después, Stottlemeyer llama a Monk a una escena del crimen. Natalie habla con su jefe, y le aconseja que le haga la pelota a Willis para conseguir que cambie de opinión. Stottlemeyer explica que dos hombres han atracado un furgón blindado, matando al conductor y al guardia y llevándose novecientos mil dólares. Monk sigue preocupado por su reincorporación; pero cuando averigua que el furgón iba con retraso, sugiere a Stottlemeyer que busque huellas dactilares en las monedas de un parquímetro cercano.

Disher llega con retraso y vistiendo ropa de campo. Lidera un programa de la policía para llevar de acampada a cuatro niños de la ciudad. Monk examina la escena del crimen y encuentra cáscaras de cacahuetes partidas por la mitad. No muestra el menor interés por la excusión de Disher... hasta que averigua que el hijo de Willis, Brian, es uno de los niños que va a ir de acampada. Se ofrece voluntariamente a acompañar al teniente, para que Brian tenga un montón de historias que contarle a su padre acerca de él.

Disher está subiendo a su furgoneta a los tres primeros niños, cuando Monk y Natalie llegan al aparcamiento. Ella se asegura de que su jefe lleve todas las toallitas necesarias, así como unas cuantas de repuesto. Willis llega con su hijo, quien se muestra molesto porque su padre tiene mucho trabajo que hacer y no puede acompañarle. Monk se presenta a sí mismo e intenta elogiar a Willis. Después, todos parten hacia el campo.

Entretanto, Stottlemeyer interroga a Winona, la novia de un tal Luke Johnston. Han encontrado las huellas dactilares de Luke en la escena del crimen, y quieren hablar con él y con su hermano Del. El capitán pide a Winona que les dé un mensaje: pronto les verá en persona.

En el bosque, Monk espanta a los insectos e intenta entablar una conversación para impresionar a Brian. El niño le responde que lo sabe todo acerca de él, pero le asegura que no conseguirá gustarle al capitán Willis. Los otros chicos quieren almorzar, y Disher intenta enseñarles a averiguar la hora basándose en el sol. También les sugiere que prueben unas bayas, pero uno de los niños señala que son venenosas.

Winona llama a Luke y a Del para advertirles, pero estos le recuerdan que usaron guantes. Ella se asegura de que se han deshecho de todo, y les dice que la policía buscará por todas partes. Cuando Luke y Del se dan cuenta de que la policía registrará su cabaña, deciden volver hacia los bosques del lago Spider.

Disher guía al grupo hasta el lago, donde los niños encuentran casquillos de bala esparcidos por el suelo. Mientras tanto, Luke y Del aparcan junto a la furgoneta del teniente y comprenden que tienen compañía.

Monk se ocupa preparando una hoguera (y asegurándose de amontonar perfectamente todos los palos). Pide ayuda a Brian, pero este se limita a dar una patada a la pila de palos. Uno de los niños, Nicky, pesca un pez y explica que ha preparado un anzuelo. Posa con su pez mientras Disher le saca una foto con su móvil, y Will aprovecha la ocasión para robarle la pistola al teniente. Del y Luke llegan justo a tiempo de verlo, y se dan cuenta de que Disher es policía.

Esa noche, el teniente cuenta una historia de miedo junto a la hoguera, pero las continuas interrupciones de Monk acaban por distraerle. Empaquetan toda la comida para no atraer a los osos, y los niños se acuestan. Monk pide disculpas a Disher, y le pregunta por qué nunca se molesta u ofende cuando la gente le gasta bromas. Disher admite que antes le ocurría, hasta que vio en un coche una pegatina que decía: "ser feliz es una opción". A partir de entonces, eligió ser feliz. Monk no se muestra convencido.

Minutos después, Disher se acuesta y Monk decide dormir de pie, apoyado contra un tronco. Del y Luke se cuelan en el campamento y esparcen la comida por el suelo para atraer a los osos.

Después de que los atracadores se hayan marchado, Monk despierta para encontrarse frente a un gran oso. El detective chilla como una niña pequeña, y todos se levantan y echan a correr aterrorizados.

Por la mañana, finalmente se detienen; y todos culpan a Monk por haber gritado y haber alterado al oso. Nicky explica que lo mejor hubiera sido hablarle tranquilamente, para calmarlo. El grupo se da cuenta de que están perdidos, y deciden dirigirse al lago cercano.

Mientras tanto, Del y Luke están recogiendo todos los casquillos que encuentran, cuando el teléfono móvil de Disher comienza a sonar. Ven la fotografía y se dan cuenta de que Nicky fabricó un anzuelo utilizando uno de los casquillos de bala.

En el lago, Brian pesca un enorme pez y decide guardarlo. Monk le apoya, pero todos los demás prefieren comerse el pez. Del y Luke se aproximan y se hacen pasar por cazadores. Después de indicarles la dirección hacia la autopista, felicitan a Brian por el pez y le ofrecen cincuenta dólares por él. Brian regatea, y Monk se pregunta por qué los "cazadores" pagarían tanto dinero por el pez. El móvil de Disher vuelve a sonar, pero Luke no lo contesta para no revelar que estuvo en el campamento y robó el teléfono.

Cuando ya se han marchado, Monk examina el casquillo de bala que Nicky usó como anzuelo, y comienza a sospechar que todo está relacionado con el asalto al furgón (y que los hermanos son los atracadores).

La pistola de Disher quedó en el campamento, y este opina que deben dirigirse hacia la autopista. Monk pide a Brian que le entregue el pez para poder recuperar el anzuelo, pero este se niega a dárselo y echa a correr. Mientras el detective corre tras el niño, Disher camina con los otros tres muchachos hacia la carretera.

Monk alcanza a Brian y se pelean por el pez, hasta que el oso vuelve a aparecer. El detective coge el pez y, con una mueca de repulsión, le introduce la mano por la boca para recuperar el anzuelo. Después, le lanza el pez al oso. El animal se lo devuelve, y Monk recuerda que debe hablarle con calma.

El oso se tranquiliza, y Brian le sugiere al detective que cuente una historia. Monk explica lo sucedido: los atracadores asaltaron el furgón, y la policía encontró los casquillos. Si logran hacerlos coincidir con los que encontraron en el campamento, habrá un caso a toda prueba. Los hermanos estuvieron realizando prácticas de tiro en el bosque, y Monk sospecha que un guardia forestal les despachó. Aburrido por la historia, el oso se aleja lentamente y Brian felicita al detective.

Disher ordena a los otros tres niños que se oculten, y luego comienza a seguir a Del y a Luke. Tiende una trampa a los dos atracadores y consigue reducirles.

Posteriormente, Stottlemeyer llega para arrestar a Luke y a Del; y confirma que los casquillos podrán demostrar que los hermanos son los responsables del atraco. Indirectamente, Brian da las gracias a Monk y luego muestra a su padre el pez que ha pescado.

Una semana después, Monk vuelve a reunirse con la audiencia de reincorporación. Willis explica que Monk salvó a su hijo en el bosque, le da las gracias, y decide apoyarle. No obstante, los otros dos miembros del jurado admiten que tienen ciertas reservas, y se niegan a devolverle la placa. Monk, sin embargo, parece no entender la mala noticia; y sale al pasillo con aire triunfante. Allí, Disher asegura a Stottlemeyer y a Natalie que "ser feliz es una opción".

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar