FANDOM


El sr. Monk y el Santa secreto
Santa.png
Información
Número de episodio: 4.09 (54)
Título original: Mr. Monk and the secret Santa
Guionista: David Breckman
Director: Jerry Levine
Duración: 41 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 02/12/2005
Episodio anterior: El sr. Monk y el pequeño Monk
Episodio siguiente: El sr. Monk va a un desfile de moda

El sr. Monk y el Santa secreto es el noveno episodio de la cuarta temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Es Navidad. En un sótano, alguien inyecta estricnina en una botella de vino, la envuelve y escribe las palabras "para el capitán Stottlemeyer" en el sobre. La botella es entregada en la comisaría, y puesta en un carrito de repartos. Acaba en el escritorio de la agente Alice Westergren, quien se ofrece a guardarla.

Horas después, cuando comienzan los preparativos para la fiesta, Stottlemeyer ordena a uno de los detectives, Terry Chasen, que enderece un cartel (ya que Adrian Monk estará presente). El capitán conversa brevemente con Alice sobre la fiesta del año anterior: a las dos y media de la madrugada, Terry estaba cantando "Ayúdame, Rhonda" a voz en grito.

Examinando la botella, Stottlemeyer descubre que procede del taller de reparaciones Eastwood, y deduce que es un chantaje. Se lleva la botella a su despacho, donde el teniente Disher está jugueteando con su guitarra. Stottlemeyer se decepciona al darse cuenta de que la botella es de oporto Sheridan. Él lo odia, así que decide que se lo llevará a su mujer.

Esa noche, Monk y Natalie van a la comisaría para la fiesta de Navidad anual. Allí, todo el mundo está lleno de alegría navideña. Cuando llega el momento de intercambiar regalos del Santa secreto, Monk entrega a Stottlemeyer un ambientador, mientras que Alice regala a Monk un recogedor. Por desgracia, el capitán tiene un problema: es incapaz de encontrar el regalo que ha comprado para Terry. Por sugerencia de Alice, Stottlemeyer le regala al detective la botella de oporto. Minutos después, la fiesta se interrumpe cuando Terry cae al suelo y muere envenenado.

La fiesta de Navidad se convierte en la triste escena de un crimen. Todos están estupefactos, sobre todo Stottlemeyer. Disher explica que el compuesto utilizado es muy simple, lo que significa que cualquiera puede haberlo hecho. Monk deduce que Terry no notó el veneno, porque el oporto es una bebida muy fuerte. Otro detective, Robbins, anuncia que el taller de reparaciones Eastwood nunca manda regalos ni licores a nadie. Natalie deduce que quien envió la botella conocía la relación contractual entre la comisaría y el taller, pero Robbins la contradice: las palabras "suministrador de piezas para la policía" aparecen bajo todos sus anuncios de las páginas amarillas. Disher crea una lista de criminales que podrían guardar rencor a Stottlemeyer, pero este está seguro de que ha sido Frank Prager. El año anterior, Stottlemeyer mató de un disparo a su hermano Michael, cuando iba a arrestarle por atraco a un banco. Meses antes de la fiesta de Navidad, Prager se enfrentó a él a la salida de un bar, e intentó dispararle.

Stottlemeyer lleva a Monk a la escena del tiroteo, para investigar. Explica lo sucedido: dejó el bar hacia las dos y media de la madrugada, un martes por la noche. Se dirigía a su casa, cuando Prager salió de detrás de una furgoneta negra que había estado aparcada allí toda la noche. Sacó una pistola Glock 17 y disparó cinco balas a Stottlemeyer (ninguna le dio: todas acabaron incrustadas en la pared). Stottlemeyer se puso a cubierto tras un coche, pero para cuando sacó su arma Prager ya había desaparecido.

Monk duda que Prager sea el asesino: para empezar, era un veterano de operaciones especiales... ¿cómo pudo haber disparado cinco veces, y haber fallado? ¿Y por qué sólo disparó cinco balas con su Glock 17, cuando podría haber disparado veinte? Los agujeros de bala en la pared parecen formar una "M".

Monk quiere hablar con Prager, pero este está escondiéndose de la policía. Su esposa, Charlotte, ha puesto una orden de alejamiento contra Stottlemeyer, alegando que estaba hostigándola (lo cual, probablemente, fuera verdad). Monk y Natalie van de encubierto a la casa de Prager, haciéndose pasar por cantantes de villancicos. Tras descubrir a Monk interrogando a su hija Dori, Charlotte les despacha.

Después de perseguir a Charlotte y a Dori hasta un centro comercial, Natalie recuerda que ella trabajó allí en el instituto. Su jefe aún le debe un gran favor; favor que podría ser el modo de acercarse más a Dori.

Así pues, Monk se disfraza de Santa Claus y Natalie de elfo. Cuando Dori se acerca para pedir sus regalos, Monk adivina que lo único que la niña quiere es que su padre vuelva a casa por Navidad. El detective le pregunta dónde está, y Dori le revela que se esconde en una iglesia cercana.

Stottlemeyer conduce a un equipo del SWAT hasta la iglesia, pero una monja le detiene. Esta explica que Frank ha estado haciendo trabajos de caridad (bajo un nombre falso) y que se entregará si Stottlemeyer promete no hacerle daño.

Ya en la sala de interrogatorios, Frank admite que cerca de la iglesia hay un laboratorio del que podría haber robado el veneno. Sin embargo, jura que él no lo hizo. Stottlemeyer le recuerda su tentativa de asesinato, meses atrás. Frank explica que no intentaba matarle: las balas incrustadas en la pared formaban la "M" de "Michael". Sólo quería recordar a Stottlemeyer lo que había hecho. Dolido y enfadado, el capitán dice que no necesita que se lo recuerden: cada día que pasa, se arrepiente de haber matado a Michael.

Satisfecho porque Prager no es el asesino de Chasen, Stottlemeyer ordena que lo devuelvan a su celda. Disher informa de que los otros miembros de la lista tampoco son culpables, lo que significa que han vuelto al punto de partida.

El día de Navidad, Monk abre sus regalos. Después, examina la tarjeta que su Santa secreto le dio durante la fiesta. De este modo, resuelve el caso.

Monk, Natalie, Stottlemeyer y Disher se reúnen con Alice Westergren en su casa. Monk ha deducido que nadie quería matar al capitán: Terry Chasen era el objetivo desde el principio. Disher explica que Terry y Alice estaban teniendo una aventura, pero que todo terminó cuando el detective se reconcilió con su mujer. Así pues, Alice tenía el móvil y la oportunidad para matarle.

Alice intentó desviar la atención, convirtiendo a Prager en el principal sospechoso. Para conseguirlo, envió a comisaría una botella de vino envenenado, a nombre de Leland Stottlemeyer (ella sabía que Prager guardaba rencor al capitán, y también que este odiaba el oporto). Igualmente, propuso el intercambio de regalos, y se aseguró de que el Santa secreto de Chasen fuera Stottlemeyer (de hecho, se aseguró de que el capitán recogiera la última papeleta: la del fallecido). Durante la fiesta, Alice se coló en el despacho de Stottlemeyer y robó la maquinilla que el capitán había comprado para Terry. Cuando este no pudo encontrarla, ella le sugirió que le regalara en su lugar la botella de oporto. Fue un truco propio de un mago.

Alice confiesa que era incapaz de seguir con su vida sola. Con cierta curiosidad, pregunta a Monk cómo lo ha descubierto. El detective muestra la tarjeta que traía su regalo: es demasiado grande para ese sobre, pero encaja en el que vino con la botella de oporto (Alice los confundió).

Stottlemeyer ofrece a Prager una sentencia reducida por el asalto a mano armada. Pero, mientras tanto, decide soltarle durante dos días, para que pueda pasar la Navidad con su esposa y su hija.

Monk va a casa de Natalie. Esa noche, Julie se entusiasma cuando comienza a nevar (es la primera vez que ve la nieve). Incluso Monk sale a la calle, recordando su vida con Trudy.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar