FANDOM


El sr. Monk y el atracador multimillonario
Atracador
Información
Número de episodio: 1.07 (7)
Título original: Mr. Monk and the billionaire mugger
Guionista: Timothy J. Lea
Director: Stephen Cragg
Duración: 41 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 16/08/2002
Episodio anterior: El sr. Monk ingresa en el psiquiátrico
Episodio siguiente: El sr. Monk y la otra mujer

El sr. Monk y el atracador multimillonario es el séptimo episodio de la primera temporada de Monk.

ArgumentoEditar

El multimillonario Sydney Teal conduce hacia San Francisco en mitad de la noche. Se pone una sudadera negra y se coloca un bigote postizo, escondiéndose a continuación detrás de un contenedor. Cuando una pareja sale del cine, saca un cuchillo y los asalta. "¡Dame la cartera ahora! No te hagas el héroe", grita Teal antes de que el atracado, Archie Modine, saque una pistola y le mate de un disparo.

Cuando se revela la identidad del asaltante, la escena del crimen se convierte en un circo. Modine, que es expolicía, jura que le disparó en defensa propia. Pero lo que más llama la atención de la prensa no es el asesinato en sí, sino el hecho de que la novia de Modine asegura que, segundos después del disparo, un agente de policía se alejó corriendo de la escena del crimen. La prensa enseguida se hace eco de la historia, bautizando al policía fugitivo como "el Poli Cagón". Mientras tanto, Stottlemeyer pide ayuda a Monk, y este nota un extraño detalle: Teal llevaba rodilleras y coderas bajo su disfraz de atracador.

Monk está teniendo dificultades económicas. No ha pagado a Sharona ni al doctor Kroger desde hace semanas, y esto está convirtiéndose en un auténtico problema. Sharona ordena a su jefe que no resuelva el caso hasta que haya conseguido un aumento de su salario (sabe que Monk adora su trabajo, y que, si ella no estuviese allí para impedirlo, lo haría gratis). Además, la enfermera quiere que Adrian hable con Leo Otterman, un hombre rico al que el detective ayudó a recuperar uno de sus Picasso robados, y que todavía no le ha pagado.

A pesar del mandato de Sharona, Monk enseguida se interesa por el caso. La policía se inclina a pensar que fue una diversión que salió mal: un multimillonario con una vida aburrida al que su inmensa riqueza había vuelto loco. La mujer de Teal, Myra, apoya esta teoría, diciendo que su marido estaba pasando por la crisis de los cuarenta. Sin embargo, Monk se entrevista con los empleados de Teal, quienes le dicen que su jefe no era un hombre al que le gustaran las emociones (ni siquiera dispararía una pistola).

Stottlemeyer y Disher están en el punto de mira de la prensa y del alcalde, quienes demandan que se desvele la identidad del "Poli Cagón". Disher comienza a investigar, mientras Stottlemeyer sostiene que ningún oficial del departamento saldría corriendo de la escena de un crimen.

Monk descubre que Modine y Teal fueron a la misma universidad, y de que Modine y Myra tienen una aventura. Para Sharona, esto es suficiente como para cerrar el caso y cobrar el cheque: Teal debió de descubrir la relación e intentó asesinar a Modine. Pero Monk no está convencido: aunque nunca dispararía una pistola, Teal era dueño de una pistola (que, aun así, no llevaba consigo en el atraco); el cuchillo que llevaba apenas era un arma mortal. Lo más desconcertante de todo son las rodilleras y las coderas.

Monk se niega a cerrar el caso. Sharona se enfada y dimite. Sin ella, Adrian se siente perdido, y decide volver a investigar la muerte de su esposa Trudy para ver si descubre más pistas. Sin embargo, sin la ayuda de Sharona, siempre llega al mismo "callejón sin salida": la pistas siempre le llevan a los mismos lugares, pero él nunca recuerda haber estado en ellos.

Cuando va caminando por la calle, Monk está a punto de ser alcanzado por un disparo proveniente de un coche. Afortunadamente, consigue salvar su vida porque se agacha en el último momento para recoger una toallita que se le había caído al suelo.

Monk está tan desesperado por recuperar a Sharona que intenta convencer a Otterman de que le pague. Pero este enseguida le da largas.

Entretanto, una aburrida Sharona, que ha aceptado un trabajo en una tienda de lámparas, lee la autobiografía de Teal y se entera de un incidente ocurrido durante sus años de universidad: él y su novia, Angie DeLuca, fueron asaltados por un atracador. Sharona se entrevista con Angie, quien le informa de que el asaltante también gritó "no te hagas el héroe" antes de que Teal lo ahuyentara valerosamente. Esto impresionó a Angie notablemente, pues jamás hubiera pensado que Teal estuviera tan en forma. Emocionada, Sharona se reencuentra con Monk para informarle de todo. Sabiendo todo esto, el detective resuelve el caso.

Monk, Sharona, Stottlemeyer y Disher se reúnen con Myra y con Archie en la mansión de Teal. Les compaña un policía uniformado. Monk confiesa que lo que ha estado comiéndole la cabeza son las coderas y las rodilleras que llevaba Sydney (pues esto significaba que tenía pensado arrastrarse y golpearse contra el suelo).

Cuando Modine y Teal eran compañeros de universidad, este quiso en una ocasión impresionar a su novia. Así pues, pidió ayuda a Archie: quería que este fingiera un atraco para que Teal pudiera proteger a Angie y así quedar como un héroe.

Años después, cuando Myra y Archie iniciaron su aventura, planearon matar a Teal. Archie se reencontró con Sydney y le convenció para que le devolviera el favor: esta vez el multimillonario sería el atracador, y el expolicía impresionaría a su novia. Teal aceptó entusiasmado, sin saber que Modine pretendía matarle.

El plan de Archie tenía dos caras: por un lado, parecería que se había defendido de un atracador anónimo; por otro, si alguien descubría su aventura con Myra, podría alegar que Teal estaba intentando matarle, y que le disparó en legítima defensa.

Archie reta a Monk a que encuentre alguna evidencia con la que probar su teoría. Monk revela que Teal también tenía su propio plan. Él siempre quería "ir más allá", así que contrató a un actor para que interpretara a un agente de policía. Después de que el asaltante huyera, el actor se acercaría a Modine para felicitarle por su heroísmo. Pero, al ver que las cosas no iban como había pensado (y que, en vez de huir, el asaltante había sido disparado), el actor salió corriendo asustado.

Ese actor, Joseph Moratta, "el Poli Cagón", es el oficial uniformado que está en la mansión con ellos.

Myra, viendo que los han pillado, se apresura a jurar que todo fue idea de Archie, y que ella no sabía nada. Furioso, Modine saca su pistola y apunta con ella a la mujer. En el último momento, Disher se lanza sobre él y lo detiene. Asustado por el forcejeo, Moratta sale corriendo de la mansión (otra vez) para alegría de la prensa y desgracia de Stottlemeyer.

Al final, Sharona y Monk se presentan ante Otterman para que les pague. Con ellos va Moratta, de nuevo disfrazado de policía, para amedrentar al deudor. Este paga a regañadientes, pero a continuación reconoce al actor y monta en cólera. Moratta, asustado, sale corriendo por tercera vez. Monk sigue a Sharona, quien ya está satisfecha por haber sido pagada.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar