FANDOM


El sr. Monk y el extranjero
Extranjero.png
Información
Número de episodio: 8.02 (111)
Título original: Mr. Monk and the foreign man
Guionista: David Breckman
Justin Brenneman
Director: David Grossman
Duración: 43 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 14/08/2009
Episodio anterior: La serie favorita del sr. Monk
Episodio siguiente: El sr. Monk y el ovni

El sr. Monk y el extranjero es el segundo episodio de la octava temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Una mujer nigeriana llamada Ansara Waingaya está comprando en una tienda de comestibles, y conversa brevemente con el tendero. Luego sale a la calle y llama a su marido Samuel (en Nigeria). Le dice que le echa de menos, y que le ama. Después de colgar, Ansara se dispone a cruzar la calle cuando una furgoneta se salta el semáforo y la atropella. El tendero sale al exterior, y encuentra el cuerpo muerto de la nigeriana en la carretera.

En el apartamento de Monk, Natalie está leyendo una revista cuando el detective detecta un olor a bacón. Se acerca a la ventana y ve a Samuel Waingaya, sentado sobre una manta en la acera. Monk le ordena que deje de vender incienso, pero Samuel explica que no está vendiéndolo. Antes de que Monk pueda responderle nada, Stottlemeyer le llama para que investigue el asesinato de doce días de María Fuentes, un ama de llaves que ha sido encontrada muerta por sus empleadores (John y Carolyn Buxton, quienes acaban de regresar de sus vacaciones).

Monk descubre que el ama de llaves, que murió de un golpe en la cabeza, se guardó uno de sus pendientes en el bolsillo de sus pantalones. En una encimera junto al cadáver encuentra un libro sobre primeros auxilios, abierto por el capítulo de los traumatismos craneales y cubierto con la sangre de Fuentes. Cuando Natalie sugiere que, quizás, alguien intentó auxiliarla, Stottlemeyer explica que el libro provino de una balda de la misma encimera, y que ya estaba en esa posición cuando los Buxton volvieron. Esto significa que el libro ya estaba abierto cuando María fue asesinada.

Esa tarde, en su apartamento, Monk no puede dormir por culpa de la hermosa música de una flauta, proveniente del exterior. Sale a la calle y se enfrenta a Samuel, quien sigue en la acera, tocando el instrumento. Rápidamente, el detective entrega al nigeriano un billete de cinco dólares, y le ordena que se pague una cena y se marche a otra parte. Sin embargo, Samuel explica que no puede moverse de allí porque ese lugar es ahora sagrado: su mujer murió allí. Cuando el extranjero le muestra una fotografía de Ansara, Monk recuerda qué se siente al haber perdido a una esposa, y decide invitarle a su apartamento.

Una vez dentro, Samuel le explica a Monk que Ansara llegó a San Francisco para asistir a una conferencia de profesores. Después de haber comprado algo de comida, estaba cruzando la calle cuando un vehículo (probablemente una furgoneta) se saltó el semáforo y la arrolló; y el conductor no se detuvo a ayudarla. También le explica que "Ansara" significa "girasol" (y Monk le responde que "Adrian" significa que nadie te elige para su equipo de softball).

Al día siguiente, después de conocer a Natalie (a quien considera graciosísima), Samuel visita la comisaría para visionar las grabaciones de cuatro cámaras de tráfico. Confirmando las sospechas del nigeriano, la policía ha descubierto que fue una furgoneta lo que atropelló a Ansara.

Stottlemeyer reconoce que los casos así son difíciles de resolver, aunque tienen en ello a su mejor hombre. Sin embargo, después de que Samuel, Natalie y Disher se hayan marchado, Monk descubre algo en las imágenes y pide al capitán que rebobine la grabación. En ellas puede verse claramente cómo, pocos minutos después de haber atropellado a Ansara, la furgoneta dio media vuelta y regresó por la carretera.

Monk, Natalie y Samuel visitan la gasolinera en la que está localizada la cámara e interrogan a dos adolescentes sobre el incidente. Uno de ellos asegura que la furgoneta estuvo a punto de atropellarle dos veces (cada una de ellas, en una dirección), y que el conductor iba hablando por teléfono. Monk comprende por qué el conductor dio media vuelta y regresó: no quería perder la cobertura en un túnel cercano. El adolescente también recuerda que vio la palabra "poison" ("veneno") escrita en la furgoneta.

En una lavandería, Monk enseña a Samuel a hacer la colada al estilo americano. Cuando el detective señala que las furgonetas de exterminadores no suelen llevar escrita la palabra "poison", Samuel se fija en un cuadro en el que aparece un pescador y comprende que la pabra es "poisson" ("pescado" en francés). El extranjero se muestra visiblemente furioso, y planea una venganza. Monk está decidido a llevar al asesino a la cárcel, pero sólo consigue confundir a Samuel cuando declara que se hará justicia para ambos.

Monk y su nuevo amigo consiguen encontrar la furgoneta en el aparcamiento de un restaurante francés llamado "Le Poisson Bleu", cuyo dueño es un tal Kenneth Nichols. Encuentran granos de arroz en los faros del vehículo, y Samuel recuerda que Ansara compró arroz la noche en que murió. Llegan a tiempo de ver a Nichols despidiendo a uno de sus cocineros, y Samuel se muestra convencido de que él es el asesino.

Al día siguiente, Stottlemeyer visita a Monk mientras este coloca flores en el lugar en el que Ansara murió. El capitán sabe que Monk ha estado comportándose de manera extraña, saltándose sus citas con el doctor Bell y sin comer apenas. Además, Natalie le ha contado que él y Samuel están planeando entrar de incógnito en el restaurante de Nichols, para encontrar pruebas incriminatorias contra él. Monk admite que es cierto, y que ha averiguado que Nichols fue arrestado una vez por conducir ebrio. Stottlemeyer le advierte que está confundiendo la muerte de Ansara con la de Trudy, y le pide que abandone la investigación. Monk responde que se lo pensará.

Enseguida, él y Samuel son contratados como lavaplatos en el restaurante. Durante su jornada laboral, el jefe de cocina enfurece con ellos porque se empeñan en cortar las patatas en trozos diminutos, en lugar de limitarse a pelarlas. Monk acaba de limpiar un tenedor cuando ve un calendario que confirma que hubo mercado la noche en que Ansara murió.

Poco después, el detective ve a Nichols hablando con John y Carolyn Buxton (los dueños de la casa en la que María Fuentes servía como ama de llaves). Parecen conocerse muy bien entre ellos, así que Monk se viste como un camarero e interroga al matrimonio, preguntándoles por Kenneth Nichols. Ellos le reconocen, y le explican que Kenneth tiene su número y que les llama a menudo (especialmente, durante la temporada de fútbol).

De vuelta en la cocina, Monk le dice a Samuel que no puede demostrar que Nichols matara a Ansara, pero puede probar que es culpable del asesinato de María Fuentes. Sin embargo, justo cuando el detective se dispone a llamar al capitán, Nichols aparece y les apunta con una pistola, ordenándoles que les sigan hasta su furgoneta.

Nichols arranca el vehículo con Monk y Samuel amordazados en la parte trasera, entre cajas de pescado. Cuando el detective comienza a quejarse del olor, Samuel le pide que resuma lo ocurrido. Este lo hace: Kenneth Nichols estaba conduciendo ebrio aquella noche, y llamó a su amigo John Buxton sólo para descubrir que no estaba en casa. Se había ido de vacaciones y se había dejado el móvil, así que fue María Fuentes quien contestó a la llamada. Nichols aún estaba conversando con María, cuando atropelló accidentalmente a Ansara.

Ahora Nichols tenía un problema: había matado a una mujer, y el ama de llaves lo había escuchado todo. Así pues, siguió hablando con ella y le dijo que se había detenido para auxiliar a la malherida; y que alguien había pedido una ambulancia. María intentó ayudar, y buscó el libro de primeros auxilios. Todavía estaba leyéndolo cuando Nichols entró en la casa de los Buxton y la mató.

Cuando Samuel anuncia que tiene un plan para escapar, Monk comienza a llorar. El nigeriano pide al detective que busque un mechero en su bolsillo, y lo utilice para quemar las cuerdas. Tan pronto como Nichols llega a su destino, se baja de la furgoneta y abre la puerta trasera. Inmediatamente, Samuel y Monk le lanzan encima unas cuantas cajas de pescado, y él cae hacia atrás. Samuel golpea al asesino y le obliga a pronunciar el nombre de su esposa, y Monk decide hacer lo propio (aunque Nichols no tiene ni idea de quién es Trudy).

Posteriormente, Samuel se prepara para ir al aeropuerto; y Natalie le entrega algunos CD con actuaciones de humoristas, asegurándole que le encantarán. Samuel le dice a Monk que algún día volverán a encontrarse. El detective le pregunta qué siente al saber quién mató a su esposa, y Samuel le contesta que "saber lo es todo". También le asegura que ahora es su turno para encontrar al asesino de su mujer, y le anima a no rendirse jamás. Antes de subirse a su taxi, Samuel entrega a Monk su flauta, como regalo.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar