FANDOM


El sr. Monk y el hombre más viejo del mundo
Viejo
Información
Número de episodio: 2.05 (18)
Título original: Mr. Monk and the very, very old man
Guionista: Daniel Dratch
Director: Larry Trilling
Duración: 44 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 25/07/2003
Episodio anterior: El sr. Monk va al circo
Episodio siguiente: El sr. Monk va al teatro

El sr. Monk y el hombre más viejo del mundo es el quinto episodio de la segunda temporada de Monk.

ArgumentoEditar

La noche cae sobre la Residencia de Ancianos de Malden. Un hombre vestido de guardia de seguridad se cuela en la habitación de Miles Holling, el hombre más viejo del mundo, que está a punto de cumplir 115 años. Sin decir nada, le empuja hacia su cama y le asfixia con un almohadón.

Karen, la mujer del capitán Stottlemeyer (quien en una ocasión entrevistó al anciano para un documental), sospecha que la muerte no ha sido accidental. Stottlemeyer se muestra escéptico, creyendo que lo más probable es que muriera por causas naturales, dada su edad. No obstante, para mantener en armonía su matrimonio, el capitán decide llamar a Monk y pedirle que eche un vistazo a la escena. Promete que, si Adrian cree que hubo juego sucio, lo investigará más en profundidad. Para su consternación, Monk es de la opinión de Karen.

A regañadientes, Stottlemeyer pide a Rudner (el alcalde de Malden) que exhume el cuerpo de Holling para realizarle una autopsia. El alcalde accede, a pesar de las quejas de su teniente, Dennis Gamill. Mientras espera en el cementerio, Stottlemeyer visita la tumba de Darren Leveroni, un estudiante que murió cinco años atrás, tras un atropello con fuga. De todos sus casos, este le afecta más profundamente. Cuando uno de los enterradores le pregunta si el caso fue suyo, Stottlemeyer toca la lápida y le corrige amablemente: "aún lo es".

El capitán se pasa por el apartamento de Monk para informarle de que, según la autopsia, Miles Holling fue efectivamente asesinado. También confiesa que Karen le ha echado de casa. Monk le ofrece quedarse con él, y Stottlemeyer se siente lo suficientemente solo como para aceptar.

Ya en su primera noche en el piso, el capitán se fija en que la mesita de salón de Monk está torcida. Es más, cuando intenta ponerla recta, el detective se lo impide. Esto desconcierta a Stottlemeyer, ya que todo lo demás en el apartamento está perfectamente recto.

Al día siguiente, Stottlemeyer y Disher visitan al anciano hijo de Miles, Hiram. Este les informa de que su padre no tenía enemigos, pero en las últimas dos semanas ha estado recibiendo llamadas telefónicas que lo amenazaban de muerte. Las llamadas provienen de una cabina de teléfono en una estación de trenes. Es imposible averiguar nada más.

Debido entre otras cosas a sus problemas matrimoniales, al asesinato sin resolver de Leveroni, y al hecho de que su mujer es mejor policía que él, Stottlemeyer se siente deprimido y pierde su confianza en sí mismo (al menos, como detective). Las cosas empeoran cuando Monk se da cuenta de algo: la noche del asesinato de Holling, un guarda de seguridad llamado George Rowe escribió mal su nombre en la hoja de asistencias. Monk y el capitán visitan la casa de Rowe y encuentran su cadáver (golpeado hasta la muerte). Además, descubren que han robado su pase de seguridad (en realidad, lo descubre Stottlemeyer, porque Monk se sube a una mesa cuando se da cuenta de que una de las serpientes de Rowe está suelta por algún lugar de la casa).

Sharona intenta arreglar las cosas entre Karen y su marido, pero esta insiste en que Leland no la respeta ni a ella ni a su trabajo. De hecho, ni siquiera ha visto el documental que grabó acerca de Miles Holling cinco años atrás. Sharona lleva una copia del vídeo al apartamento de Adrian.

Los obsesivos hábitos de limpieza de Monk hacen que el capitán Stottlemeyer comience a dormir en su despacho. Allí, se ve obligado a escuchar la teoría de Disher acerca de la muerte de Holling: piensa que un asesino en serie está matando a todas las personas poseedoras de récords. Irritado, el capitán le pregunta, irónicamente, si deberían advertir a "los gemelos gordos de las motos" o al "tipo de la barba de abejas".

La relación entre Monk y Stottlemeyer empeora por momentos, y no tardan demasiado en tirarse los trastos a la cabeza. Después de solo dos días juntos, el capitán estalla y grita a Adrian que es el mejor consejero matrimonial del mundo: la gente solo tiene que vivir con él dos días, y nunca más volverá a quejarse de su pareja. Furioso, Stottlemeyer hace la maleta para volver a su casa y pedir perdón a su esposa. Tímidamente, Monk le recuerda que Karen no le dejará volver si no ve antes su documental.

Ambos hombres se sientan a ver la aburridísima película acerca de Miles Holling. Al final de la misma, hay imágenes de la celebración por el bicentenario de Malden. En ellas, entierran una cápsula del tiempo durante una ceremonia pública. Holling es el invitado de honor, y llega a la ciudad en un coche de alquiler conducido por Dennis Gammill. El alcalde anuncia su intención de desenterrar la cápsula dentro de cinco años si Holling sigue vivo (para añadir el capítulo final a su autobiografía). Al oír esto, Stottlemeyer resuelve el caso.

El capitán se da cuenta de que Gammill fue el conductor que atropelló a Leveroni. Cuando vio lo que había hecho, se deshizo de su coche (por eso condujo uno de alquiler en el bicentenario). Pero la culpa le consumía tanto que escribió una confesión y la metió en la cápsula del tiempo, junto con otras muchas cartas. Pero no esperaba que el alcalde fuera a desenterrarla en cinco años. Ahora, tenía que impedir que Miles Holling cumpliera 115 años. Primeramente intentó matar al anciano, asustándole con llamadas amenazadoras, pero no surtió efecto. Gammill no tenía más opción que asesinarle personalmente.

El teniente de alcalde sabe que no tienen pruebas suficientes, y se burla de los policías, despidiéndose de ellos con la mano. Entonces, Monk se da cuenta de que tiene una mordedura de serpiente en la muñeca: esto prueba que fue el quien se coló en casa de Rowe y le mató para robarle el pase de seguridad. Con el permiso del alcalde (y con Karen grabándolo todo), la policía desentierra la cápsula del tiempo y encuentra la confesión de Gammill. Después de que Stottlemeyer la lea en voz alta, el teniente de alcalde es arrestado.

Entre las cartas, Sharona también encuentra un mensaje de amor que Karen escribió para Leland (aunque se suponía que jamás lo leería). Leland aprende a apreciar el trabajo de su mujer, y esta se conmueve al saber que su marido vio y disfrutó de su documental. La pareja se reconcilia; y tanto Stottlemeyer como Monk se alegran de no tener que compartir piso por más tiempo.

Solo en su apartamento, Monk recuerda cuando vivía allí con Trudy. A ella le gustaba mover la mesa central del salón, para poder apoyar los pies. De este modo, Adrian podía, a su vez, apoyar la cabeza en el regazo de su esposa. Ese es el motivo por el que Monk no quería que Stottlemeyer pusiera recta la mesita.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar