FANDOM


El sr. Monk y el hombre que disparó a Papá Noel
Noel
Información
Número de episodio: 6.10 (87)
Título original: Mr. Monk and the man who shot Santa Claus
Guionista: Dan Schofield
Ben Gruber
Director: Randy Zisk
Duración: 41 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 07/12/2007
Episodio anterior: El sr. Monk pasa la noche en vela
Episodio siguiente: El sr. Monk se une a una secta

El sr. Monk y el hombre que disparó a Papá Noel es el décimo episodio de la sexta temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Natalie lleva a Monk a su cita regular con el doctor Kroger. El tráfico no avanza, y Monk se encuentra de mal humor porque la Navidad se aproxima. Cuando pasan frente al museo MacMillan, Julie (que va en el asiento trasero) les explica que ella lo ha visitado con su clase del instituto. Justo entonces, comienzan a caer peluches sobre el coche. Todos los conductores contemplan un singular espectáculo: un hombre disfrazado de Papá Noel está lanzando peluches y juguetes desde una azotea cercana, deseándole a todo el mundo una feliz Navidad.

Natalie y Julie se muestran encantadas; pero Monk, considerándolo una alteración del orden público, entra en el edificio y sube hasta la azotea. Ordena a "Papá Noel" que pare inmediatamente. En la calle, la multitud escucha el sonido de unos disparos. Horrorizadas, Natalie y Julie suben al tejado y allí encuentran a Monk, sosteniendo una pistola. "Papá Noel" está tendido en el suelo, con una herida de bala en el hombro.

Mientras se llevan a "Papá Noel" en una ambulancia, Monk es arrestado (más por su propia protección que por ninguna otra cosa). En la comisaría, el capitán Stottlemeyer y el teniente Disher le entrevistan. También está presente el abogado Garrett Price, quien representa a Monk.

El detective asegura que subió al tejado para ordenar a "Papá Noel" que dejara de lanzar peluches. Este le despachó, y Monk ya estaba marchándose cuando una pequeña pistola cayó del cinturón de "Papá Noel". Monk la recogió, le preguntó si tenía permiso, y "Papá Noel" le atacó. Mientras alcanzaba un trozo de tubería para golpear a Monk, este disparó la pistola en defensa propia.

"Papá Noel" es en realidad Michael Kenworthy, un oficial retirado. Ha alegado que simplemente quería hacer algo bonito por la ciudad. Asegura que la pistola no es suya, sino de Monk; y que fue él quien le atacó (esta versión es tan convincente que Garrett Price aconseja a Monk que diga que Kenworthy llevaba una bomba).

Entretanto, Brandy Barber, una periodista de televisión sensacionalista, se hace eco de la historia. En poco tiempo, la cara de Monk está en todos los televisores de la ciudad. Monk y Natalie no tardan en ser abucheados allí donde van.

Monk decide "contraatacar", y acepta la oferta de Brandy para contar su versión de los hechos frente a las cámaras de televisión. Natalie intenta impedírselo, sabiendo que Brandy manipulará sus palabras y empeorará su situación. Sin embargo, el detective está decidido: la verdad está de su parte.

Antes de la entrevista, una persona anónima llama a Brandy y le dice que ha visto a Monk enterrado algo detrás de su apartamento. Brandy y su cámara acuden allí, a altas horas de la noche, para desenterrarlo. Encuentran un pedazo de marfil, desprendido de la pistola que abatió a "Papá Noel".

Durante la entrevista (que tiene lugar en el apartamento de Monk), Natalie pide a Brandy que sea respetuosa. Sin embargo, Brandy (a su modo dulce y edulcorado) no deja de meter el dedo en la llaga. Después de unas cuantas preguntas malintencionadas, muestra el pedazo de marfil y lo compara con la fotografía de la pistola. Monk niega haber enterrado ese pedazo en el parque, pero se ve obligado a reconocer que coincide perfectamente con la empuñadura de la pistola. Finalmente, un exasperado Monk cumple el mayor deseo de Brandy: mirando directamente a la cámara, el detective asegura que él no disparó a Papá Noel, porque Papá Noel no existe. Por toda la ciudad, centenares de familias y niños están mirando a las pantallas de sus televisores.

Preguntándose si Monk podría haberse topado con algo más grave que un simple reparto de juguetes, Stottlemeyer y Disher entrevistan a Kenworthy (quien aún lleva un brazo en cabestrillo). Cuando le preguntan por qué hizo lo que hizo, este se limita a responder que le gusta la Navidad. Sin embargo, Stottlemeyer explica que, últimamente, Kenworthy ha estado en contacto con varios presos a los que tuvo a su cargo (antes de jubilarse). Kenworthy alega que son buena gente, pero el capitán replica que no son más que ladrones y estafadores. Kenworthy dice que, si quiere acusarle de algo, tendrá que demostrarlo. Con una sonrisa, Stottlemeyer presenta su dilema: o miente Kenworthy, o miente Monk.

Esa misma noche, una anciana llamada Alice Dubois vuelve a su casa, después de haber terminado su jornada en la tienda de regalos del museo MacMillan. Está saludando a un hombre disfrazado de Papá Noel (que no es otro que Kenworthy), cuando un atracador le asalta con una navaja. Ella saca un spray de pimienta y le reduce, pero entonces "Papá Noel" se aproxima a ella y la golpea con una campana, matándola.

A la mañana siguiente, Monk y Natalie examinan la escena del crimen (aun con los abucheos de la multitud). Stottlemeyer explica que dos testigos escucharon gritos, y un tercero oyó un tintineo. Monk deduce que el asesino estuvo allí esperándola: hay ocho colillas de cigarro en el suelo, lo que sugiere que era un fumador compulsivo. Fumar un cigarrillo lleva aproximadamente seis minutos, de modo que debió de estar allí cuarenta y ocho minutos esperándola a ella.

Sin embargo, la multitud continúa abucheando a Monk, y alguien incluso lanza un huevo contra Natalie. Furioso, Stottlemeyer ordena a los agentes que escolten a Monk y a Natalie hasta el otro lado de la calle. Allí, el detective encuentra marcas de un buzón para colectas y unos pedazos de unos bastones de caramelo. Inmediatamente, pregunta al médico forense cuál fue la causa de la muerte de Dubois. Este responde que fue un traumatismo como consecuencia de ocho o nueve golpes. Monk deduce que se infringieron con una campana, lo que significa que fue Michael Kenworthy.

Mientras tanto, en su apartamento, Kenworthy y sus cómplices revisan su intento fallido de robo. El oficial retirado asegura que la intromisión de Monk fue acciental, pero el plan es sólido. Habiéndose deshecho de Dubois, podrán llevar a cabo su operación a la hora del cierre.

Durante una sesión con el doctor Kroger, Monk explica que las Navidades han sido tristes durante la mayor parte de su vida. En toda su infancia, Monk no recuerda una sola Navidad alegre. En 1964, por ejemplo, su padre le regaló un walkie talkie. Fue uno solo, porque Monk no tenía amigos con los que pudiera hablar.

Al recordar esto, Monk comprende que ha resuelto el caso. Rápidamente, se reúne con Natalie y ambos visitan el lugar de los disparos.

Monk recuerda que, entre los juguetes que se encontraron en la bolsa de Kenworthy, había un walkie talkie. Sólo había uno, lo que significa que Kenworthy estaba usándolo, no regalándolo. En realidad, estaba planeando un robo en el museo MacMillan, que está exhibiendo un diamante carísimo, la "Estrella de Belén" (de Egipto). Reclutó a un grupo de ex convictos para llevar a cabo el robo. Kenworthy actuaría como distracción, bloqueando el tráfico e impidiendo que la policía llegara al museo. Sin embargo, Monk arruinó su plan.

Uno de los ladrones, Carl, trabaja en la tienda de regalos, y originalmente planearon el robo cuando él estaba de servicio. Sin embargo, en este segundo intento han tenido que matar a Alice Dubois, para poder cubrir su turno de trabajo.

Escuchando las bocinas de los coches, Natalie divisa un camión junto al museo. Monk ve a otro de los ladrones, Bobby, usando un walkie talkie, y comprende que el robo está teniendo lugar en ese preciso instante. Rápidamente, ordena a Natalie que llame al capitán, y baja corriendo de la azotea.

Mientras tanto, el equipo de Kenworthy desconecta la alarma, entra en el museo, y roba el diamante. Kenworthy, disfrazado de Papá Noel, lo saca del edificio y se aleja del lugar. Sin embargo, se da cuenta de que Monk está siguiéndole, y echa a correr.

Brandy, que está en el museo realizando un reportaje sobre el diamante, vuelve a ver ante ella la oportunidad de su vida. Ella y su cámara comienzan a perseguirles.

Monk sigue a Kenworthy por varias calles, alcanzándole finalmente en un decorado de Navidad en el que varios niños están cantando villancicos. Brandy y su cámara graban la escena: "Papá Noel" golpea repetidamente a Monk y luego saca una navaja, decidido a salirse con la suya. Rápidamente, Monk alcanza un bastón de caramelo y le golpea en la cabeza, dejándole inconsciente.

Después de que el diamante haya sido recuperado, Brandy se retracta forzadamente de sus palabras y ensalza a Monk como "el hombre que salvó la Navidad".

En Nochebuena, Natalie y Julie felicitan a Monk por haber resuelto el caso, y le desean unas felices fiestas. Después, le convencen para que sonría para una foto de Navidad.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar