FANDOM


El sr. Monk y el programa concurso
Concurso.png
Información
Número de episodio: 3.08 (37)
Título original: Mr. Monk and the game show
Guionista: Daniel Dratch
Director: Randy Zisk
Duración: 42 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 13/08/2004
Episodio anterior: El sr. Monk y el empleado del mes
Episodio siguiente: El sr. Monk se toma su medicina

El sr. Monk y el programa concurso es el octavo episodio de la tercera temporada de Monk.

ArgumentoEditar

En su casa de Hollywood Hills, la asistente de televisión Lizzie Talvo discute con su jefe Roddy Lankman, el presentador de un programa concurso. Ella ha encontrado pruebas que demuestran que él ha estado ayudando a ganar a algunos de los concursantes. Lizzie amenaza con avisar al productor del programa si Roddy no dimite de su puesto. Este promete hacerlo esa misma tarde. Pero, cuando ella no está mirando, Roddy alcanza la cinta de vídeo que podría desenmascararle y la sustituye por otra diferente. Luego coge las llaves del coche de Lizzie, se desliza en su garaje, y corta los frenos al vehículo.

Esa tarde Lizzie mira al televisor, donde Roddy anuncia que ha renovado su contrato por cinco años más, y asegura a sus fans que no va a retirarse. Furiosa, Lizzie coge la cinta de vídeo y sube a su coche. Pero, al recorrer las sinuosas carreteras, se da cuenta de que no tiene frenos. El coche choca contra el guardarraíles y se precipita colina abajo.

Unas semanas después, en San Francisco, Sharona está fuera de la ciudad, visitando a su madre enferma. Por consiguiente, Monk ha quedado al cuidado de su pesado vecino, Kevin Dorfman. Mientras Monk se esfuerza por aguantar las excentricidades de Kevin, alguien llama a la puerta. Para sorpresa del detective, se trata de su suegro, Dwight Ellison, que necesita ayuda. Dwight está produciendo un popular concurso llamado El cofre del tesoro, y está convencido de que el actual campeón está haciendo trampas. Por eso, pide a Monk que vaya con él a Los Ángeles para ayudarle a averiguar qué está pasando. Monk intenta negarse, explicando que no va a ninguna parte sin Sharona, pero Kevin se ofrece voluntario para sustituirla. Monk, Dwight y Kevin se dirigen a Los Ángeles.

Cuando llegan a Hollywood, Ellison lleva a Monk inmediatamente al estudio de grabación, y le presenta al actual campeón, Val Birch. Una breve conversación es suficiente para que Monk se convenza de que Dwight tiene razón: Birch se trae algo entre manos (parece ser un ignorante, pero siempre acierta todas las preguntas del concurso).

Entre bastidores, Roddy Lankman (el presentador del concurso) y Birch mantienen una conversación en voz baja. Lankman advierte que la gente comienza a sospechar, pero Birch pretende seguir ganando hasta que él lo decida.

Monk y Kevin presencian la grabación, sentándose entre la audiencia. Birch vuelve a ganar otro concurso perfecto. Monk no es capaz de entender cómo, pero sabe que está haciendo trampas: de hecho, se fija en que contesta una pregunta visual sin ni siquiera mirar la foto. Dwight explica que, en las últimas dos semanas, él mismo ha redactado las preguntas (y estas permanecen selladas y guardadas hasta que son abiertas durante el programa). Ni siquiera Roddy las ve hasta la grabación. Monk sospecha que Birch y Roddy están compinchados, pero no es capaz de descubrir qué código utiliza este último para chivarle las respuestas al concursante.

Esa tarde, Monk y Kevin van a casa de los Ellison para cenar. Todos sus recuerdos sobre Trudy flotan en su mente (después de todo, es la casa en la que ella creció). Monk no es capaz de entrar en el viejo dormitorio de Trudy... es demasiado emotivo para él. La conversación vuelve a centrarse en el misterio y Dwight menciona que Roddy Lankman ha estado teniendo problemas últimamente: deudas, bancarrota y, por supuesto, la desafortunada muerte de Lizzie en un accidente de coche. Dwight también menciona que, si están chivando a Val Birch todas las respuestas, desde luego lo hacen muy bien (ha analizado cada toma de cada programa, y Roddy nunca gesticula ni cambia el tono de voz).

Cuando Monk y Kevin revisan el lugar del "accidente" en el que murió Lizzie Talvo, encuentran evidencias de que Val Birch ha estado allí. Van a su casa pero no está allí. Escuchando a través de la puerta, oyen cómo su contestador automático recibe una llamada acerca de un nuevo coche que Birch se ha comprado. La máquina también indica que hay un mensaje antiguo grabado en la memoria.

Todo se vuelve más misterioso, y Monk se da cuenta de que tiene que acercarse más al concurso para poder resolver el caso. El detective hace algo impensable: pregunta a Ellison si puede participar en el programa... como concursante.

En cuanto comienza la grabación, el trastorno obsesivo-compulsivo de Monk sale a la superficie: el detective comienza a limpiar una mancha que hay en su pulsador. Según progresa la primera ronda del concurso, Adrian comienza a estudiar la interacción entre Roddy y Birch. Y, de este modo, descubre el código.

El código, tal como explica a Dwight durante un corte publicitario, es algo muy simple. Cada pregunta presenta cuatro posibles respuestas (A, B, C o D). Roddy chiva a Birch la respuesta correcta del siguiente modo: sosteniendo la tarjeta por cada uno de las cuatro esquinas, dependiendo de qué respuesta sea la acertada.

Dwight se dispone a llamar a la policía, pero Monk se da cuenta de que las trampas no es lo único de lo que son culpables. El detective pregunta a Dwight si puede hacer una llamada durante el concurso. El productor explica que, bajo las reglas del programa, Monk podrá telefonear a un amigo para pedir ayuda... pero únicamente si llega a la ronda final.

El programa sigue, y Monk y Birch se enzarzan en un combate codo con codo por contestar el mayor número de preguntas posibles. Habiendo llegado a la ronda final, Monk se prepara para realizar la llamada telefónica; y explica lo sucedido: Val Birch estaba pescando en el barranco cuando el coche de Lizzie Talvo cayó por él. Se dispuso a llamar a emergencias con su móvil pero, al escucharla a ella, se dio cuenta de que aquel era su día de suerte. En su lugar, Val llamó a su teléfono fijo y grabó en su contestador las últimas palabras de Lizzie (evidencia suficiente como para chantajear a Lankman para que le ayudara a ganar una y otra vez).

Para demostrarlo, Monk llama al número fijo de Birch y reproduce el mensaje guardado: en él, se escucha a Lizzie acusando a Roddy de haberle cortado los frenos. Cuando el mensaje acaba, los guardias de seguridad entran en el plató y arrestan a Birch y a Lankman. Dwight da las gracias a su yerno por su ayuda.

De vuelta en casa de los Ellison, Monk finalmente entra en la habitación de Trudy. Embargado por una enorme tristeza, el detective examina las pertenencias de su difunta esposa. En su diario dice que los recuerdos tristes no importan, porque siempre hay cosas buenas por venir. Adrian no puede recuperarla, pero se muestra consolado por sus palabras.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar