FANDOM


El sr. Monk y el repartidor de periódicos
Repartidor.png
Información
Número de episodio: 2.10 (23)
Título original: Mr. Monk and the paperboy
Guionista: David Breckman
Hy Conrad
Director: Michael Fresco
Duración: 43 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 16/01/2004
Episodio anterior: El sr. Monk y el duodécimo hombre
Episodio siguiente: El sr. Monk y las tres tartas

El sr. Monk y el repartidor de periódicos es el décimo episodio de la segunda temporada de Monk.

ArgumentoEditar

A primera hora de la mañana, los repartidores de periódicos José y Néstor Álvarez llegan al apartamento de Adrian Monk conduciendo su camioneta. Néstor deja un periódico sobre el felpudo de la casa, pero cuando vuelve (un segundo más tarde) ha desaparecido. Confuso, deja otro periódico y se dispone a marcharse, cuando se da cuenta de que un intruso encapuchado está intentando robarlo. Néstor intenta detenerle, pero el encapuchado le lanza por la ventana y lo mata.

Esa mañana, el apartamento de Monk se convierte en la escena del crimen. Con todos los policías rondando por su casa, el detective se vuelve loco. En medio del caos, Kevin Dorfman, su pesado vecino de arriba, llega y se ofrece a ser entrevistado como testigo (enumerando, en voz alta, todas las direcciones en las que ha vivido en la pasada década). Disher está a punto de despachar a Dorfman, cuando la novia de este, Vickie Salinas, también se presenta en el piso. Todo el mundo queda sorprendido: Vickie, además de ser guapa, parece idolatrar a Kevin (a pesar de que nadie más soporta su compañía). Junta, la pareja vuelve a subir arriba.

Al no encontrar ninguna prueba, la mayoría de los policías se marchan (excepto Stottlemeyer y Disher). Monk supone que, quienquiera que matara a Néstor, intentaba evitar que viera el periódico: debía de haber alguna pista oculta que condujera a un crimen. Ella, Sharona, Stottlemeyer y Disher revisan las noticias cuidadosamente, y Monk resuelve (por accidente) dos casos distintos.

En primer lugar, encuentra un artículo llamado No fue su día. En él, se menciona que un conductor llamado Malcolm Cowley ha tenido dos accidentes en solo diez minutos. Primero chocó contra un árbol, siguió conduciendo, y entonces chocó contra una farola. Esto podría ser un crimen, tal y como indica Monk, si Malcolm intentaba dañar su coche para poder explicar que su parachoques estuviera destrozado. En efecto, otro artículo dice: "conductor atropella a una anciana y huye", en el mismo barrio y a la misma hora aproximada. Cowley es arrestado en el taller de reparaciones.

En segundo lugar, mientras Monk, Sharona, Stottlemeyer y Disher siguen revisando los periódicos, se topan con un asesinato sin resolver en París, Francia. Una mujer, una tal Madame Beaudreau (que trabajaba como conservadora en el museo de la prisión de la Bastilla), ha sido encontrada muerta (estrangulada) con ambas manos cercenadas. Con solo leer el artículo, el detective deduce que su marido la mató, usando unas antiguas esposas del museo para retenerla. Le cortó las manos porque necesitaba recuperar los grilletes y no tenía las llaves.

Ambas historias, sin embargo, no están relacionadas con el repartidor de periódicos, y Monk está desconcertado.

Además, está picado por el hecho de que Sharona parece ser más fuerte que él (ya sea abriendo botellas o puertas atascadas). Confiesa al doctor Kroger que le molesta. También le incomoda oír las relaciones sexuales de Kevin con Vickie en el piso de arriba, que no han parado desde la noche del asesinato de Néstor. Kroger intenta que el detective le cuente cómo era su vida sexual con Trudy, pero este no quiere hacerlo (considerándolo "algo personal"). Kroger menciona que todavía quedan veinte minutos de sesión, y que pueden cantarse melodías de musicales o hablar de su vida sexual. Para irritación del psiquiatra, Monk elige la primera opción.

Por la noche, Vickie vuelve de un cajero junto a su verdadero novio, Boz Harrelson (quien trabaja en la misma tienda que ella). Discuten sobre su "plan", pero Vickie ataca a Boz y le golpea en la cabeza con una botella. La mañana siguiente, Monk investiga el crimen con la policía, y se da cuenta de que el asesino es una mujer.

En su apartamento, Monk estalla y reta a Sharona a un pulso. El combate está igualado, pero finalmente el detective parece ganar (no obstante, nota que la enfermera guiña un ojo a su hijo Benjy, y comprende que esta le ha dejado ganar).

Monk está a punto de rendirse y tirar el periódico a la basura, cuando ve algo en la primera página. Por fin, se da cuenta de lo que ha estado sucediendo.

Adrian se reúne con Sharona en el ayuntamiento y le explica lo que ha pasado: en el periódico aparecía el número premiado de la lotería (justo encima de los titulares). Las cifras coinciden con las direcciones que Kevin mencionó el día del asesinato. Kevin ganó la lotería, pero nunca llegó a saberlo. Compraba los boletos en la tienda de Vickie, y ella y Boz le reconocieron cuando le vieron en el telediario. Inmediatamente, tramaron un plan: Vickie se presentó en el apartamento de Kevin y (con alguna excusa) le sedujo rápidamente. Mientras, Boz se ocupó de robar los periódicos del porche (y mató a Néstor en el proceso). Su objetivo era evitar que Kevin viera las noticias (ya fuera impresas o por televisión y radio), porque esto lo desvelaría todo. Posteriormente, Vickie mató a Boz para quedarse con todo el dinero.

Monk se da cuenta de que Kevin está en peligro. Vickie no podía limitarse a robarle el boleto, porque la máquina de la lotería demostraría que era Kevin quien la había comprado. Así que, tras un rápido cortejo, decidió engañarle para que se casara con ella.

Por supuesto, cuando Monk y Sharona encuentran al juez de paz, descubren que la pareja ya ha contraído matrimonio. De hecho, ya van de camino a su luna de miel. Monk nota que falta un folleto en el vestíbulo, y deduce a dónde han ido.

Entretanto, fuera de la ciudad, Vickie ha emborrachado a Kevin y ha aparcado su coche en mitad de unas vías de tren. Le ha quitado el boleto de la cartera y le ha dejado encerrado en el vehículo. Cuando llegan Monk y Sharona, intentan sacar a Kevin del coche, pero este está cerrado. Así pues, corren al cambio de agujas e intentan mover la vía antes de que llegue el tren. Vickie regresa y ataca a Sharona. Durante el forcejeo, Vickie empuja a la enfermera hacia las vías. Monk, haciendo fuerzas desesperadamente, consigue (en el último momento) mover la aguja y desviar el tren al otro carril. Salva las vidas de Kevin y Sharona y, al mismo tiempo, recupera la confianza en su masculinidad.

Unos días después, un multimillonario Kevin se pasa por el apartamento de Adrian para agradecerle que le haya salvado la vida. Da un cheque a Sharona, pero esta se decepciona al ver que es de solo 400 dólares. Finalmente, la enfermera vuelve a destruir la autoestima de Monk, diciéndole que, antes de que él cambiara la aguja de dirección, ella ya la había "aflojado" un poquito.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar