FANDOM


El sr. Monk y el tesoro enterrado
Tesoro.png
Información
Número de episodio: 6.06 (83)
Título original: Mr. Monk and the buried treasure
Guionista: Jonathan Collier
Director: Sam Weisman
Duración: 41 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 17/08/2007
Episodio anterior: El sr. Monk habla de sexo
Episodio siguiente: El sr. Monk y el temerario

El sr. Monk y el tesoro enterrado es el sexto episodio de la sexta temporada de Monk.

ArgumentoEditar

Durante una sesión con el doctor Kroger, Monk está hablando sobre su madre, pero se desconcentra cuando ve que el psiquiatra lleva un nuevo reloj de pulsera. Monk comienza a sospechar que es un regalo de Harold Krenshaw. Justo entonces, Kroger recibe un mensaje de la escuela de su hijo Troy: ha vuelto a faltar a clase. Monk sugiere que quizás esté enfermo, pero el doctor sabe que no es así. Seguramente, su hijo estará en algún parque, haciendo skate con sus amigos y escuchando música machacona. A pesar de toda su experiencia en psiquiatría, Kroger confiesa que no sabe qué hacer con él.

Mientras tanto, en un parque, Troy y sus dos amigos, Ridley y Pez, hacen skate mientras escuchan música heavy metal. En un momento dado, Troy pierde accidentalmente el control de su monopatín, y este va a chocar contra el parachoques de un Cadillac cercano. Al acercarse para pedir disculpas al conductor, ve que este está muerto en el asiento, sosteniendo una hamburguesa a medio comer con su mano derecha. Tras mirar en el asiento trasero, encuentra bolsas con la etiqueta del West Bay Trust. Los tres jóvenes comprenden que el muerto es uno de los responsables del robo del banco, unos días atrás (dos hombres armados mataron a un guardia de seguridad y se llevaron dos millones de dólares). Troy encuentra un plano hecho a mano en el asiento trasero, y se da cuenta de que pueden encontrar el dinero.

Los tres jóvenes visitan a Monk en secreto, alegando que les han asignado una tarea adicional en el instituto: si descifran el mapa, conseguirán un aprobado. Monk, que está ansioso por satisfacer al doctor Kroger, se muestra decidido a ayudarles. Natalie, sin embargo, sospecha un juego sucio.

Entretanto, el capitán Stottlemeyer y el teniente Disher examinan el coche del atracador muerto. El hombre ha sufrido un infarto, y estaba solo cuando ha muerto. Sin embargo, las manchas de sangre en el asiento trasero indican que en algún momento hubo un segundo hombre (posiblemente un cadáver) en el coche. Un detective les anuncia que la víctima no tiene identificación, pues alguien se lo ha llevado todo. El dinero no aparece por ningún sitio. Stottlemeyer también nota marcas de patinazos en el parachoques, lo que sugiere que algunos adolescentes han encontrado el coche antes que ellos.

Con la ayuda de Monk, los tres jóvenes siguen el mapa. Durante el trayecto, Troy se queja de que su padre siempre se equivoca con él (no obstante, confiesa que de niño quiso ser psiquiatra). Rápidamente, Monk descubre que el "44" de la primera carretera es en realidad un mojón. Posteriormente, llegan a un cruce de carreteras. Hasta entonces, Troy y los demás han pensado que el lugar estaba en un zoo, pero Monk nota que hay una cervecería cercana llamada "Los 200" (porque vende doscientos tipos de cerveza). En efecto, la "Z" que aparece en el mapa es en realidad un "2".

La siguiente pista del plano parece decir "barbacoa". Justo entonces, suena un teléfono móvil. Sin que Monk y Natalie le escuchen, Pez confiesa haber robado el móvil del muerto y lo contesta. Al otro lado del teléfono está Steven Connelly, el gerente del banco, quien le pregunta con urgencia si ha enterrado su "paquete". Ridley intenta conseguir algunos detalles sobre su ubicación exacta, pero Connelly pronto comprende qué está ocurriendo y cuelga.

Stottlemeyer y Disher llegan justo cuando Connelly ha dejado el teléfono. Le muestran las imágenes del atracador muerto, pero Connelly les asegura que no le reconoce (le obligaron a abrir la cámara a punta de pistola). Disher encuentra una fotografía del hermano de Connelly, y este admite no llevarse muy bien con él.

Monk está a punto de rendirse en su búsqueda, cuando ve un camión con un letrero de "Belham Brothers Quarry". Comprende que "BBQ" (barbacoa) son las siglas de una cantera. Cuando llegan a la cantera, Troy y sus amigos se emocionan al ver una "X" hecha con tablones, y colocada sobre el suelo. Sin embargo, Troy comprende que no podrán coger el dinero mientras Monk y Natalie estén mirando. Dando las gracias a Monk, se preparan para marcharse. Ninguno de ellos se da cuenta de que Connelly está observándoles, vestido como un obrero y llevando una pala.

Posteriormente, Monk es requerido en la investigación del robo del banco. Stottlemeyer le enseña las fotos de la escena del crimen del coche, así como la grabación de vídeo del atraco: dos hombres encapuchados entraron en el banco el miércoles por la mañana y forzaron al gerente Steven Connelly a abrir la cámara, apuntándole con sus armas. Sin embargo, cuando se disponían a marcharse, las cosas se torcieron: un guardia de seguridad disparó al primer atracador (que llevaba un pasamontañas verde). El segundo (cuyo pasamontañas era negro) le devolvió los disparos inmediatamente y mató al guardia, ayudando luego a su compañero a salir del banco con el dinero. En dos minutos, todo había acabado. Al día siguiente, la policía encontró al atracador del pasamontañas negro en un aparcamiento de Pacific Heights.

Stottlemeyer explica que, rastreando la matrícula del coche, han identificado al hombre como un mezquino criminal llamado Tony Gammalobo. Lo encontraron con los bolsillos vacíos y sin identificación. Había sangre en el asiento trasero del coche, pero no había ningún cadáver ni huellas dactilares cerca.

Monk comprende que Troy le ha mentido: Pez no sólo llevaba el móvil de Gammalobo, sino también su licencia de conducir. Monk se disculpa y sale corriendo, separándose de Natalie.

Monk encuentra a Troy, Ridley y Pez en una tienda, llevando ropa nueva y joyas que demuestran que, evidentemente, han estado gastando el dinero. Troy se ve obligado a confesar, pero pide a Monk que no se lo cuente a su padre. Afectado, Monk ordena a Troy que vuelva con él a la cantera y le enseñe dónde encontraron el dinero. Si consiguen devolvérselo a la policía, Monk sabe que podrá arreglarlo todo.

Para cuando llegan a la cantera, ya ha anochecido. Troy explica que encontraron un montón de dinero bajo una "X" roja, pero Monk opina que esto no tiene sentido: la "X" del mapa corresponde a un lugar diferente dentro de la cantera. Además, ¿por qué unos atracadores esconderían el dinero debajo de una señal tan evidente? Troy advierte que sólo encontraron unos 5.000 dólares, y creyeron que el banco había inflado la cifra para "destripar" a la compañía de seguros. Cuando Monk encuentra cerca un pasamontañas verde, resuelve el caso y anuncia a Troy que tienen que salir de allí enseguida. Troy arranca el coche, pero quedan atascados en la gravilla. Detrás de ellos, Connelly enciende una excavadora y empuja el coche hacia una berma de hormigón. A continuación, lanza una palada de tierra sobre ellos, enterrándoles.

Atrapado dentro del coche, Monk no tarda en desmoronarse. Troy (haciendo gala del mismo talento que su padre), le pide que se calme. Monk sugiere usar el teléfono móvil de Gammalobo para pedir ayuda, y encuentra el historial de llamadas: tanto Steven Connelly como su hermano Jack han contactado con él con anterioridad.

Cuando Monk sufre otro ataque de pánico, Troy intenta tranquilizarle, pidiéndole que resuma lo ocurrido. El detective así lo hace: el atraco al banco fue un trabajo interno. Connelly lo planeó con dos cómplices: su hermano Jack y Tony Gammalobo. Apuntaron a Connelly con sus armas para asegurarse de que pareciera real. Sin embargo, todo se torció cuando el guardia de seguridad disparó contra Jack. Posiblemente, Jack murió unas horas después. Ahora, Connelly tenía un problema: si encontraban e identificaban el cadáver de Jack, la policía descubriría que el robo había sido un trabajo interno.

El plano que encontró Troy no era un mapa del tesoro, sino más bien un plano que Connelly había dibujado para Gammalobo (indicándole dónde debía enterrar el cadáver de su hermano). Gammalobo murió de un infarto después de enterrar el cuerpo y regresar a San Francisco. Cuando Connelly comprendió que Troy y sus amigos estaban descifrando el mapa, les atrajo hasta la cantera, enterró una pequeña cantidad de dinero y marcó el lugar con una "X" (para asegurarse de que no desenterraran el cadáver de su hermano).

Mientras tanto, Natalie se reúne con Ridley y Pez, y les pregunta dónde han ido Monk y Troy. Ella, Stottlemeyer y Disher van a la cantera, pero no encuentran rastro de ellos. Están a punto de marcharse, cuando a Disher le entran ganas de orinar.

Escuchándole desde abajo, Troy y Monk comienzan a golpear el techo del coche y a gritar. Comprendiendo que no pueden oírles, Troy reproduce un CD de rock y enciende los altavoces al máximo. Escuchando el rumor de la música debajo de la gravilla, Disher comprende que están allí enterrados. Stottlemeyer pide ayuda.

Finalmente, el capitán anuncia a Monk que Connelly ha confesado y ha sido arrestado. El doctor Kroger explica que él y Troy han tenido una larga charla. El joven ha decidido cambiar su vida, volver a la escuela, y prepararse para asistir a la universidad (quizás, incluso, para estudiar psicología). Kroger da las gracias a Monk por su magnífico regalo... y Monk pide a Kroger que llame a Harold Krenshaw para poder regodearse.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar