FANDOM


El sr. Monk y la habitación del pánico
Habitación.png
Información
Número de episodio: 3.02 (31)
Título original: Mr. Monk and the panic room
Guionista: David Breckman
Joe Toplyn
Director: Jerry Levine
Duración: 44 min. (aprox.)
Fecha original de emisión: 25/06/2004
Episodio anterior: El sr. Monk toma Manhattan
Episodio siguiente: El sr. Monk y el apagón

El sr. Monk y la habitación del pánico es el segundo episodio de la tercera temporada de Monk.

ArgumentoEditar

El productor de música Ian Blackburn trabaja hasta tarde en el estudio de grabación de su casa. Está solo, excepto por su chimpancé mascota, Darwin. Blackburn recibe una llamada de su mujer, la estrella del pop Chloe. Cuando cuelga, el productor reflexiona acerca de lo poco que duran el amor y la felicidad.

Justo en ese momento, salta la alarma de intrusos. Rápidamente, Blackburn lleva a Darwin a su habitación del pánico privada. La policía pronto responde a la llamada. Al encontrar la habitación cerrada, cortan un agujero en la puerta con un soplete. En el interior encuentran a Blackburn, muerto de un disparo. Junto a él está Darwin, sosteniendo una pistola en la mano.

El día siguiente, Sharona reprende a su hijo Benjy por haber tenido una pelea en el colegio (a pesar de que lo hizo para defender a otro niño de unos acosadores). La enfermera se muestra muy enfadada, alegando que no hay ninguna excusa para usar la violencia. A continuación recibe una llamada: la policía necesita a Monk.

El detective se reúne con Stottlemeyer en la casa de Blackburn, para ver si encuentra alguna otra explicación (además de la evidente). Monk está confuso: la habitación del pánico es totalmente inaccesible desde el exterior, y dentro de ella no había nadie más que Blackburn y Darwin. Además, el productor recibió cuatro disparos (dos de ellos en la espalda), lo que descarta la posibilidad de suicidio. Sharona se encariña de Darwin y se horroriza al saber que la compañía de control de animales va a llevárselo (ya que es el principal "sospechoso" del asesinato).

Stottlemeyer decide darle al animal el beneficio de la duda y se dispone a probar si un chimpancé puede disparar una pistola. Lleva a Darwin a una sala de interrogatorios vacía, pone una pistola en la mesa, y comienza a hacer todo tipo de excéntricas payasadas, incitando al animal a apretar el gatillo. Lo que el capitán no sabe es que Disher le ha dado, por error, una pistola cargada. Él, Monk y Sharona corren a la habitación cerrada y gritan, a través del cristal, que el arma está cargada. Stottlemeyer, ignorándoles, sigue con su experimento. Se escucha un disparo. Monk, Sharona y Disher se tiran al suelo justo cuando el cristal se rompe en añicos. Stottlemeyer sale de la habitación sosteniendo la pistola y sentencia: "el caso está cerrado".

Sharona convence a Monk para que siga investigando. Renuente, el detective se entrevista con Kurt Wolff, el experto en seguridad que diseñó la habitación del pánico. Este les asegura que es imposible que alguien entrara en ella. La viuda de Blackburn, Chloe, les dice que su marido tenía una personalidad depresiva, y que no le cuesta mucho creer que quisiera suicidarse. Monk encuentra evidencias de que Chloe está teniendo una aventura, pero la cantante no parece tener el móvil ni la oportunidad para el crimen: tenía un seguro de vida mucho mayor que el de su marido, y definitivamente estaba en una gira cuando este murió.

Sharona se desespera cuando la compañía de control de animales insiste en llevarse a Darwin. La enfermera se cuela en el refugio y rescata al chimpancé. Al día siguiente, Stottlemeyer y Disher se presentan en su casa y se ven obligados a arrestarla (las cámaras de vigilancia del refugio la han grabado en vídeo). Sin embargo, los policías no encuentran a Darwin en el apartamento, y Sharona se niega a decirles dónde está. Antes de ser llevada a comisaría, la enfermera se encuentra con su hijo y le dice que estaba equivocada: que a veces es importante dar la cara por aquellos que no pueden defenderse por sí mismos.

Monk visita a Sharona en la cárcel para pedirle que le diga dónde está Darwin. La enfermera se niega. Cuando el detective regresa a su casa, descubre allí al chimpancé, poniendo el apartamento patas arriba. Aparentemente calmado, Adrian telefonea al doctor Kroger y le pide ayuda. Poco después de que el psiquiatra llegue a la casa, aparece también el casero de Monk (quejándose de que no se admiten mascotas). Se quita la gorra (descubriendo su calvicie) y se dispone a agarrar a Darwin, el cual se vuelve loco y empieza a chillar. Cuando el casero vuelve a ponerse la gorra, Monk se da cuenta de que el chimpancé se tranquiliza. Esto significa que Darwin tiene miedo a los calvos. De este modo, el detective resuelve el caso.

Monk, Stottlemeyer y Disher esperan junto a la habitación del pánico mientras Kurt Wolff la cierra para ellos. Dicen que pasaron por alto una pista crucial: Blackburn llevaba una grabadora encendida cuando saltó la alarma. La llevó hasta la habitación del pánico y allí la soltó, de modo que debió de registrar todo el ataque. Ahora no pueden tocar el aparato porque está estropeado, pero volverán por la mañana con un experto técnico.

Sharona es puesta en libertad y se reúne con Monk, Stottlemeyer y Disher en casa de Blackburn. Monk explica que Wolff (que lleva la cabeza rapada) es el amante de Chloe. Se conocieron cuando él era el encargado de la seguridad en una de sus giras. Juntos, planearon matar a Blackburn (ya que Chloe prefería un asesinato antes que un costoso divorcio). Wolff construyó una entrada secreta en la habitación del pánico, dentro del frigorífico empotrado. La noche del asesinato, se coló e hizo sonar la alarma para atraer a Blackburn hasta la habitación.

Su idea era que pareciera un suicidio, pero las cosas se torcieron: Darwin atacó a Wolff para intentar salvar a su dueño. Durante el forcejeo, Wolff se vio obligado a disparar a Blackburn cuatro veces (dos en la espalda). No habría forma de hacerlo parecer un suicidio. Lo mejor que Wolff podía hacer era colocar la pistola en la mano del chimpancé e incriminarle en el asesinato. Por eso Darwin tenía miedo a los calvos, porque el asesino de Blackburn tenía la cabeza rapada.

Los policías aguardan hasta que Wolff entra en la habitación del pánico por el pasadizo secreto, intentando recuperar la grabadora. Entonces, encienden las luces y le arrestan. Monk confiesa que Wolff no debería haberse molestado: ya han revisado la grabadora y no hay nada en ella.

Al día siguiente, Chloe también es arrestada por el asesinato. Sharona, Benjy y Monk van al refugio de animales para despedirse de Darwin, que va a ser trasladado al zoológico de San Francisco.

Personajes y repartoEditar

Enlaces de interésEditar

Otros idiomasEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar